Salta en la mira | Por la demanda China el precio del litio se disparó un 477% al inicio de 2022

El elemento que abunda en suelo salteño llegó a costar 42.256 dólares por tonelada. Expertos señalan que ese número seguirá escalando.

La prensa especializada publicó un informe en los pasados días destacando que el precio del litio se fue por las nubes. Ello debido, sobre todo, a la demanda de China por este elemento que es muy utilizado para la elaboración de baterías.

Así, tenemos que a mediados de diciembre pasado se informaba que los precios del carbonato de litio de calidad para baterías en China se habían más que cuadriplicado en lo que iba de 2021 a un récord de $us 36.514 por tonelada debido a la resurgente demanda de vehículos eléctricos. Este valor llegó a $us 42.256 por tonelada al finalizar el año.

El año pasado, el portal Mining.com lanzó el Índice de metales de baterías para vehículos eléctricos, una herramienta que rastrea el valor del litio, cobalto, níquel y otros metales de las baterías que fluyen hacia la industria mundial de vehículos eléctricos en un momento dado. El índice combina dos conjuntos principales de datos: los precios pagados por los minerales extraídos en el punto de entrada a la cadena de suministro global de baterías y el volumen ponderado por las ventas de las materias primas en las baterías de automóviles de pasajeros eléctricos e híbridos que se venden en todo el mundo.

Ese índice se ha cuadriplicado desde mayo de 2020, lo que indica una industria que se ha estado expandiendo a una velocidad vertiginosa ese año, incluso a pesar de desafíos como la pandemia en curso, las limitaciones de la cadena de suministro y el aumento de los costos de las materias primas.
En 2009, en la época en que los primeros Roadster de Tesla salieron a la carretera, los autos eléctricos e híbridos vendidos en todo el mundo contenían unas insignificantes 31 toneladas de litio en sus baterías por un valor combinado de 182.000 dólares.

Esto se ha multiplicado por 3330 por un valor de $us 609 millones. Solo en los últimos cinco años, el valor anualizado del litio en los vehículos eléctricos ha aumentado más del 1.000%.

El valor promedio del litio por vehículo aumentó un 20% interanual en 2021, mientras que el material total desplegado aumentó un 196% con respecto al año pasado, y el carbonato de litio representó aproximadamente la mitad del total frente al hidróxido de litio, siendo este último el favorecido en la fabricación de baterías con alto contenido de níquel. Los precios del carbonato de litio aumentaron un 91,4% a $us 13.769 por tonelada, un salto masivo en comparación con la situación en 2020 cuando los precios pasaron varios meses por debajo de los $us 7.000 la tonelada.

Un dato no menor es que desde Jiangxi Ganfeng Lithium, la compañía minera de litio más grande del mundo con una capitalización de mercado de $us 19.000 millones, dice que los precios del litio continuarán subiendo a medida que la producción de litio lucha por mantenerse al día con la demanda masiva de vehículos eléctricos. La compañía china que opera en Salta con proyectos que están prontos a concretarse, cuenta con los principales fabricantes de vehículos eléctricos como Tesla Inc. y BMW entre sus clientes.