Rosario de Lerma | Otro intendente salteño destituido que seguirá ejerciendo el cargo

Enrique Martínez.

El Concejo Deliberante destituyó a Enrique Martínez por malversación de fondos y atentar con la institucionalidad de ese cuerpo. Es el quinto jefe comunal destituido, aunque la decisión final es de la Corte de Justicia que suele tardar años en resolver.

Ocurrió ayer a la mañana en el Concejo Deliberante de ese municipio. Al intendente Enrique Martínez le endilgaban siete hechos, aunque el más grave de todos era el de malversar los fondos obtenidos en el Carnaval del 2020. “Seis de los ocho concejales presentes, la novena integrante está ausente desde hace meses por enfermedad, votaron a favor de la destitución del mandatario comunal, alcanzando así los dos tercios necesarios, y cerrando el juicio político que comenzó en julio de este año”, relató la sección local del diario Página 12 en su edición de hoy.

Votaron a favor los dos hermanos Galleguillos, a los que se sumaron Mónica Soto, Leonardo Rosas, Facundo Ramos, y el presidente del Cuerpo Gastón Liendro, que por reglamento puede votar cuando se necesitan los dos tercios. Mientras que en contra votaron las oficialistas Liliana Céspedes y Abigail Cruz.

Según el relato de los ediles, la denuncia por malversación de fondos data del año 2020 y la realizó un trabajador municipal arrepentido en la Unidad de Delitos Económicos Complejos. El empleado aseguro que Martínez y su tesorera se quedaron con unos $10 millones de lo recaudado en los corsos. A esa acusación la acompañaban otras que configuraban mal desempeño: designaciones importantes sin el acuerdo del Concejo Deliberante, resoluciones impositivas dictadas a espaldas del poder legislativo; una ordenanza de Código de Edificación “copiada y pegada del municipio de San Lorenzo” que incumple las ordenanzas que los ediles aprueban; 291 millones de pesos sin rendir de la ejecución presupuestaria 2020; o descuentos a trabajadores y trabajadoras municipales en concepto de tareas insalubres y riesgosas.

Como ocurre en estos casos, el intendente tendrá 15 días para apelar la resolución en la Corte de Justicia y de esa manera frenar el efecto de la misma. “El máximo tribunal provincial deberá decidir si el proceso de Juicio Político fue correcto, pero no está facultado para decidir sobre la cuestión de fondo. Mientras eso no suceda, Martínez podrá seguir ejerciendo sus funciones”, recordó el medio citado. De esa forma, Martínez se suma a la lista de jefes comunales de destituidos que siguen ejerciendo el gobierno: Rubén Méndez de Salvador Mazza; Fernando “Casita” Almeda de Cafayate; Juan Domingo Aguirre de Joaquín V. González; y Héctor “Rulo” Vargas de San Carlos.