Rosario de Lerma | Hasta el “Topo” Ramos puede criticar el negociado de Ignacio Jarsún

El jefe comunal cedió terrenos que debían ser utilizados por el servicio del 911 por cien años a una clínica privada que también fue eximida del pago de impuestos. Ahora la polémica se extiende por la negativa de Jarsún a explicar sus actos.

El 31 de agosto pasado, el joven intendente usó su cuenta de Facebook para referirse al tema. Aquella vez posteó con tono compungido lo siguiente: “No logro creer que en la sesión del Concejo Deliberante del día de hoy, 4 concejales hayan votado en contra de la construcción del Centro de Diálisis, de la Nueva Clínica y del nuevo edificio para el 911. Quiero agradecer a la mayoría que votó a favor y eso permitirá que sea una realidad, pero no logro comprender cómo alguien puede oponerse a este tipo de gestiones tan importantes, positivas para la ciudadanía y el Valle de Lerma, sigo buscando y no encuentro las razones para que traten de impedir esto”.

El primer comentario que cosechó del posteo fue el siguiente: “Sr. Intendente… no se votó en contra de la clínica mucho menos del 911 cuando fuimos nosotros los que le dimos formalmente su lugar. Se votó en contra a lo que Ud. Se viene manejando en hacer a su voluntad pasando por sobre las ordenanzas municipales, Ud. también fue concejal hasta Presidente del Concejo Deliberante. Deje de desinformar y preséntese junto a los que llevan a cabo este emprendimiento privado en el Concejo Deliberante”.

El dueño de la respuesta era Sergio Sánchez Laspiur, concejal del municipio por la Agrupación Crecimiento Solidario. Por entonces ya empezaba a hacer ruido la cesión del terreno por 50 años y renovable por otros 50, más la eximición de impuestos por igual cantidad de tiempo. Ahora se volvió a instalar la polémica por la negativa del intendente a informar al concejo deliberante de la ciudad detalles del acuerdo.

El portal Informate Valle se hizo eco de la polémica y reconstruyó el caso del proyecto que fue aprobado por la Ordenanza 2708 del 5 de diciembre del 2016. La misma autorizaba a que se erija una clínica donde funciona la base operativa del sistema de emergencias 911 que terminó instalado al costado del centro de salud. “Pero con el correr del tiempo, Jarsún redobló la apuesta del servicio de salud, emplazando en la nueva construcción del 911 un centro de diálisis de la mano del mismo privado a cargo de la clínica”, enfatiza el medio del valle de Lerma que precisa que para hacer posible el nuevo emprendimiento, el municipio debía cambiar el acuerdo escrito puesto que usaba una propiedad de la comuna. Jarsún lo hizo por medio de una adenda en el contrato con la privada, que no es otra cosa que añadir un documento a un contrato existente. Legalmente no se puede modificar, pero sí agregar aunque eso también requiere pedir permiso al Concejo Deliberante según concejales opositores.

La polémica llega a tal punto en esa ciudad, que el actual senador por el departamento y ex intendente del lugar – el no menos polémico Sergio “topo” Ramos – manifestó ahora que “hay que leer bien el contrato firmado entre el Ejecutivo Municipal y IMAC en su artículo N° 7 dice, “Los servicios de electricidad, gas y teléfono y agua potable son a cargo de la locataria (IMAC). Los impuestos y tasas municipales que graven la construcción y actividad de la clínica y la construcción de las oficinas de policía 911 y las referidas al inmueble están exentas de pago…”.

Continuó explicando “cuando se refiere a la construcción están exentas del derecho de construcción, la actividad de la clínica es comercial por lo tanto está exenta de actividades varias y las referidas al inmueble están exentas de pago del impuesto inmobiliario y alumbrado barrido y limpieza. Es decir no van a pagar nada”.

Para Ramos la inquietud de los concejales evitaría en el futuro posibles juicios en contra del municipio. En este sentido dijo “estimado Intendente usted continúa con la grieta política porque pretende tapar los problemas que existen en la comunidad”.