Rosario de la Frontera | Preocupa al intendente la convocatoria del policía diputado

Rosario de la Frontera

Más de 2.000 personas concurrieron al festival del día del niño que convocó el actual diputado Gustavo Orozco quién – según varios – aspira a suceder al actual jefe comunal Gustavo Solís.

Las denuncias por apremios ilegales que pesan sobre el ex jefe de la Brigada de esa localidad del sur provincial, hacen poca mella en la población. El año pasado no sólo cosechó el 27% de los sufragios que le permitieron acceder a una banca en la legislatura; sino que ahora su convocatoria para festejar el día del niño en Rosario de la Frontera eclipsó a la que había organizado el propio municipio.

El actual jefe comunal había organizado su actividad el pasado domingo 19 de agosto convocando a unas 500 personas, pero el ex policía sorprendió el domingo pasado al reunir poco más de 2000. Si bien es cierto que un circo santiagueño se encargó de dar dos funciones y un payaso que imitaba al popular Piñón Fijo aportaron lo suyo; el activo político de esa ciudad no dejó de resaltar que el evento buscó dejar en claro al intendente Gustavo Solís que el diputado – que es un protegido de Alfredo Olmedo padre – busca en serio disputar la intendencia el próximo año.

“El miedo de Solís no es perder la intendencia sino perderla con Orozco que hace tiempo viene repitiendo que su lucha contra la corrupción en Rosario de la Frontera debe incluir la investigación a la actual gestión”, afirman fuentes del lugar consultados por este medio. Los mismos hacen referencia a las denuncias públicas que el diputado realiza sobre el supuesto nepotismo de la administración Solís, robos de dinero a la intendencia, o las supuestas irregularidades en que habría incurrido el municipio en la contratación de cámaras de seguridad.