Mientras tanto, la Casa Rosada asegura que así recuperan fondos transferidos ilegítimamente por Macri a CABA. Ayer, 19 gobernadores apoyaron la medida del presidente Alberto Fernández.

El argumento del gobierno nacional es que los fondos otorgados por el macrismo a la ciudad de Buenos Aires para el financiamiento de la policía “representaban más del doble del costo real para su funcionamiento”; pero el macrismo insiste en que todo se reduce a un acto de venganza.

A ese enunciado se sumó el ex gobernador de Salta y actual senador nacional, Juan Carlos Romero quien uso las redes sociales para expresarse: “Quitarle a la Capital para darle a la provincia de Buenos Aires no es federalismo, es venganza. Una nueva ley de coparticipación depende del acuerdo de los Gobernadores. Tengo presentada desde el 2014 una ley jamás tratada”, posteó en Twitter.

El posteo llegó el día en que 19 gobernadores respaldaron la decisión del presidente. Entre esos mandatarios, se encontraba el salteño Gustavo Saénz. “Argentina no empieza y termina en CABA y PBA. Hay otra Argentina que duele y espera desde 1994 se cumpla el mandato Constitucional de dictar una nueva Ley de Coparticipación Federal. Acompaño este documento con la esperanza que se cumpla el sueño de un país más justo y equitativo», posteo el salteño al compartir el comunicado mencionado.

El gobernador envió así un mensaje para algunos políticos salteños: «Quiero escuchar las voces de los diputados y senadores nacionales de cada provincia defendiendo y peleando por cada uno de sus pueblos y no defendiendo posiciones políticas o partidarias. Basta de argentinos de primera y de segunda. ¡Igualdad de oportunidades para todos!». Con sus palabras Sáenz golpeó a los diputados salteños Martín Grande y Virginia Cornejo, quienes se encolumnaron detrás de la postura de Horacio Rodríguez Larreta.