Datos de los últimos Censos confirman la absoluta vulnerabilidad de los habitantes de ese departamento del chaco salteño, lugar donde murió otro niño malnutrido.

El fallecimiento de 2 niños malnutridos en el norte provincial movilizó la presencia de funcionarios provinciales y nacionales en Santa Victoria Este.

Allí, junto al gobernador Gustavo Sáenz, el ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo, aseguró que “la Argentina tiene situación crítica, no puede pasar q niños fallezcan en un contexto social complicado”.

Ese contexto social complicado fue reflejado meses atrás por Cuarto en un duro artículo periodístico sobre el departamento Rivadavia.

“Según el Censo 2010 habitaban en Rivadavia 30.429 habitantes repartidos en tres municipios: Rivadavia Banda Norte (9.754); Rivadavia Banda Sur (8.866) y Santa Victoria Este (11.809). Por entonces, en esa población habitaban 6.656 viviendas, de las cuales 2.412 fueron catalogadas como ranchos y otras 465 como casillas de madera. En esas precarias viviendas vivían 13.462 personas, es decir el 45% de la población” dice el texto.

Y añade que “Las 3.711 casas en la que habitaban las 16.540 personas restantes estaban lejos de escapar a la precariedad de la vida. Ello se infiere de la lectura de otras variables censales: de los 7.154 hogares (tecnicismo para identificar a una o más familias nucleares que pueden habitar una misma construcción) sólo 1.472 (20,5%) contaban con sanitarios con descarga de agua mientras los restantes 5.682 (79,4%) carecían de ello. De esos hogares, además, 4.825 (67,5%) no contaban con heladeras; 6.681 (93,5%) no poseían computadoras; 7.042 (98,5%) no tenían un teléfono de línea; y el 11% de la población mayor de diez años era analfabeta: 2.384 sobre una población total mayor de diez años de 21.981. Con respecto a lo estrictamente nutricional, el Anuario Estadístico 2012 publicado por el propio gobierno en el 2013 indicaba que el nivel de desnutrición llegaba al 10%”.

Además rememora que “Durante la era Romero la cosa no estaba mejor. El Censo 2001, por ejemplo, muestra que en aquel momento el porcentaje de hogares y población con Necesidades Básicas Insatisfechas era el más alto de toda la provincia: de un total de 5.667 hogares censados, 3.320 (58,6%) sufrían esa condición. Eso suponía que de una población registrada de 27.278 habitantes, 17.868 (65,5%) vivían sin poder satisfacer sus necesidades básicas”.

El artículo titulado “El departamento salteño en donde escasean hasta las esperanzas” puede leerse en http://www.cuarto.com.ar/rivadavia-el-departamento-salteno-en-donde-escasean-hasta-las-esperanzas/