El cabo Javier Pintos se encuentra procesado por el asesinato por la espalda del joven mapuche en Villa Mascardi. Así, la teoría del “enfrentamiento” quedó nula.

El prefecto Francisco Javier Pintos fue detenido hace instantes por el asesinato de Rafael Nahuel. La orden la dio la jueza federal Sandra Arroyo Salgado tras el voto unánime del Tribunal que rechazó el planteo de la defensa.

De esta manera, quedó descartada la teoría oficial acerca de un “enfrentamiento” aquel 25 de noviembre de 2017, cuando el joven mapuche fue muerto por la espalda en el territorio recuperado de Villa Mascardi.

“Le damos a la versión de la Prefectura carácter de verdad. No necesitamos pruebas”, había dicho la ministra de Seguridad Patricia Bullrich cuando intentó desligar responsabilidades.

Pero el 15 de mayo la resolución de la Cámara Federal de General Roca dio el primer vuelco al pedir la prisión preventiva del prefecto y cambiar la imputación por “homicidio agravado”. Ahora el hombre del grupo Albatros quedó detenido.

“Es notorio que el Ministerio de Seguridad ha asumido, en la actual gestión, un rol activo en la defensa irrestricta de los funcionarios de las fuerzas de seguridad involucrados en episodios bajo investigación judicial. Y lo ha hecho no con la mesura, la distancia y el respeto por el Poder Judicial de la Nación y la división de poderes que exige la República, sino con intervenciones que no toman en cuenta el trámite de las causas judiciales, sus tiempos ni las decisiones de los magistrados”, expresaron los camaristas en un fallo adverso para el oficialismo.