Retoman el juicio contra los narcotraficantes que mandaron a matar a Liliana Ledesma

Raúl Castedo (izquierda) y Delfín Castedo (derecha).

Será entre el 11 y el 14 de mayo. Los hermanos Castedo asistirán a la audiencia de manera virtual, ya que se hallan en el penal de Ezeiza.

La Sala I del Tribunal de Juicio de Orán dispuso que los días 11, 12, 13, y 14 de mayo se llevará a cabo el juicio oral contra los hermanos Delfín Reynaldo Castedo y Raúl Amadeo “Hula” Castedo acusados por el delito de «homicidio calificado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas y encubrimiento» en perjuicio de la pequeña productora rural y comerciante Liliana del Valle Ledesma.

El Tribunal estará conformado por los jueces Edgardo Laurenci, Raúl Fernando López y Claudio Alejandro Parisi. Durante la audiencia está previsto que declaren 18 testigos, según informó el Poder Judicial de Salta.

En representación del Ministerio Público Fiscal intervendrá la fiscala penal Claudia Carreras. La querella de la familia de Liliana Ledesma será representada por el abogado David Leiva. Mientras que los hermanos acusados serán asistidos por los abogados Horacio Daniel Morales y Mariano Ariel Álvarez.

Liliana Ledesma fue asesinada el 21 de septiembre de 2006 en Salvador Mazza, donde residía. Tres hombres y una mujer la acorralaron en la pasarela de su barrio, Las Rosas, y la atacaron a cuchilladas. Como un mensaje claro, uno de los tajos fue en los labios.

Los hermanos Delfín Castedo y «Hula» Castedo, a quienes se investiga por narcotráfico también, están alojados desde noviembre de 2019 en la cárcel federal de Ezeiza, en la provincia de Buenos Aires. El juicio contra ambos por el homicidio se había previsto inicialmente para principios de 2019. Pero se suspendió y fue reprogramado para octubre de ese año, cuando volvió a suspenderse. Nuevamente se puso fecha para mayo de 2020, pero se suspendió por la emergencia sanitaria.

Los condenados

En 2010, la ex Cámara en lo Criminal de San Ramón de la Nueva Orán condenó a prisión perpetua a María Gabriela Aparicio, Aníbal Tárraga, Lino Ademar Moreno y Casimiro Torres. Mientras que le impuso diez años de prisión a Patricia Guerra y cuatro años de prisión efectiva a Juan Moreno.

La investigación que siguió pudo determinar que María Gabriela Aparicio -hermana del entonces diputado provincial Ernesto Aparicio (fallecido), sindicado como socio de los Castedo- llevó con engaños a la víctima hasta el lugar del crimen. Ahí recibió el ataque de Aníbal Ceferino Tárraga, Lino Abdemar Moreno y Casimiro «Nene» Torres.