Imagen ilustrativa.

Detuvieron de una manera brutal a un sujeto a quien luego de golpear amenazaron para que no contara la verdad.

El cabo Héctor Gustavo Suárez y el oficial principal Elber Enzo Burgos están imputados por los delitos de vejaciones agravadas por el uso de la violencia y lesiones leves, en concurso ideal. Todo derivó de un hecho denunciado la víctima de estos dos uniformados.

Municipalidad de Salta

Según lo relatado, el sábado 17 de octubre de 2020, detienen a sujeto en el centro capitalino tras la denuncia de su expareja. Este hombre tenía una medida cautelar para no acercarse a la mujer. Él asegura que la desconocía, incluso asegura que no sabía que su expareja lo había denunciado.

Cuando lo fueron a detener uno de los policías “le dio un golpe de puño que le produjo lesiones en la cara y la pérdida de un diente”, señala el Ministerio Público Fiscal de Salta (MPFS). Después lo llevaron detenido y continuaron las vejaciones y torturas camino a la comisaría.

También señaló que los mismo policías lo amenazaron para que no contara la verdad ante el médico legal. Así este hombre tuvo que decir que las lesiones se las había producido en otra circunstancia.

Según detalla el MPFS “los hechos fueron corroborados tras la denuncia y la declaración testimonial del damnificado, los certificados de exámenes médicos realizados por el CIF e informes de copias del libro de guardia, entre otros elementos reunidos, que dieron cuenta de la autoría de los delitos cometidos por los imputados”.

Por todo esto, la fiscal penal de Derechos Humanos, Verónica Simesen de Bielke, requirió ante el Juzgado de Garantías 6, la elevación a juicio de la causa que tiene como imputados a Suárez y Burgos.