Repensar el beneficio | El caso del abuelo salteño que abusó de su nieta de 10 años y accedió a la prisión domiciliaria

Maria Laura Postiglione

Cuando familiares y vecinos del abusador descubrieron que gozaba del beneficio quisieron lincharlo. La abogada Laura Postiglione se refirió al caso y precisó los alcances y los criterios que deben ponderarse para otorgarlo.

En su habitual columna de los días jueves en el programa CUARTO OSCURO (FM La Cuerda 104.5), la abogada se refirió al caso en donde un abuelo del paraje Torzalito (General Güemes) abusaba de una de una nieta de apenas 10 años que padece un retraso madurativo. El hecho tomó trascendencia por lo aberrante del caso, pero también porque los vecinos del sujeto quisieron hacer justicia por mano propia cuando el imputado volvió a su hogar que colinda con el de la víctima.

“La familia de esta niña fue a averiguar qué pasaba con este hombre y le dijeron que tenía prisión domiciliaria. Debemos reflexionar el alcance y aplicación de esa figura que es un beneficio que tienen las personas imputadas o condenadas por un delito de cumplir la prisión preventiva o efectiva en sus domicilios”, conceptualizó la letrada para luego resaltar que el sujeto y la víctima son vecinos.

La peligrosa vecindad, las características del caso – un hombre que abusa de su propia nieta – y las modificaciones de la ley que contemplan el beneficio obligan según Postiglione a reflexionar sobre la aplicación del mencionado beneficio. “Primero recordar que las causales de la prisión domiciliaria – más de 70 años, personas con enfermedad terminal o con una discapacidad puntual que no permita el encierro – no son de aplicación de obligatoria porque puede ameritar su aplicación de acuerdo a las circunstancias del caso”, remarcó la abogada.

Postiglione relató que según lo apenas conocido, el hombre accedió al beneficio por un supuesto problema de salud pero que en “en estos casos tan delicados y en donde todos los agravantes están presentes – una niña abusada menor de edad, con retraso madurativo y con un vínculo con el abusador – hay que revisar la aplicación de esa figura y tener en cuenta la mayor protección de la víctima y de otras posibles víctimas que pueda haber”, concluyó.