El Dr. Luciano Romano confirmó la presentación de su renuncia y adujo razones éticas por conocer a una de las víctimas.

En medio del escándalo que envuelve a Lautaro Teruel, acusado de abuso sexual con acceso carnal y otros hechos aberrantes, su abogado defensor, Luciano Romano, presentó la renuncia. El doctor adujo razones éticas.

“Decidí alejarme al saber que es la hermana de mi mejor amigo”, sostuvo Romano-según trascendidos periodísticos- en referencia a una de las víctimas de Teruel. Sería por la segunda denuncia que recibió en su contra el hijo del músico.

Hasta el momento, el letrado había intentado aliviar la carga respecto a la primera denuncia por violación a una menor que destapó el caso.

Sin embargo, con el correr de los días y todo lo que atañe a la causa, decidió abandonar la defensa.