Refutaron los argumentos que sostenían la liberación «deliberada y sin sustento»de dos delincuentes

Desmienten la supuesta liberación de dos delincuentes demorados hace un par de días en pleno centro. El fiscal penal 2, Alberto Vaca, contradijo los argumentos arrojados por los medios.

El martes pasado, efectivos policiales de civil realizaron una detención en la zona centro de la ciudad. Los uniformados requisaron un automóvil donde el sospechoso se movilizaba, y en el cual había elementos que hacían presumir la preparación de un delito.

Al respecto el fiscal de la causa sostuvo que “Primero que nada, no fueron dos los supuestos demorados. Fue uno solo, al otro no lo atraparon, se les escapó. Por otra parte, cuando nos hicieron la consulta de este caso, se les preguntó a los efectivos sobre los elementos de prueba y no pudieron arrimar nada al respecto”

Vaca afirmó que los elementos brindados no son suficientes para pedir una detención: “Como fiscal debo sustentar ante el juez de garantías argumentos sólidos para solicitar la detención de cualquier sospechoso. En ese aspecto, al menos, deben cumplirse algunos pasos básicos”, explicó.

“Primero tiene que existir una denuncia que implique al sospechoso, algo que los policías no pudieron presentar. Segundo, tampoco tenían elementos que los vincule a otro delito, o bien, haberlos atrapados en flagrancia, lo cual es lo más común en estos casos”, comentó el letrado.

El profesional del derecho desmintió la información respecto a la liberación “deliberada y sin sustento” que se difundió: “Ya no estamos en una época en que se detienen a las personas por portación de rostro solamente”, agregó.

Además informó que los antecedentes pesan al momento en que los imputados, ya en la etapa de juicio, son condenados y, los jueces, lo valoran para determinar la pena que se les aplicará. Por otra parte, el tener en su poder elementos que hagan presumir la posible comisión de un delito no es algo que este penado por la Ley.

En cuanto a la trascendencia de lo sucedido, el fiscal se mostró sorprendido, pues “en otros hechos, la policía trabajó muy bien en este tipo de casos, pero al parecer, ahora no supieron resolverlo, no hicieron bien su trabajo, se apresuraron tal vez, no lo sé”.

En cuanto al caso, Vaca dijo que aún hay diligencias pendientes  pues los elementos quedaron incautados y ahora se trabaja a fin de establecer su procedencia, por lo que no se descarta alguna otra actuación a partir de que esta prueba se concrete.

“La policía no aportó ningún elemento de prueba exigido por Ley para pedir la detención. Si los policías hubiesen hecho bien su trabajo, la situación sería distinta”,concluyó el letrado.