El diputado habló de la sesión extraordinaria de la cámara alta provincial del pasado jueves. Allí lo senadores aprobaron y defendieron de manera unánime el proyecto del ejecutivo para reformar algunos artículos de la constitución provincial.

Siguen generando repercusiones políticas la sesión extraordinaria del pasado jueves, cuando se dio media sanción al proyecto de reforma de la carta magna provincial. El que se expresó al respecto fue el diputado provincial Carlos Zapata quien dialogó con el sitio Salta 4400: «Hasta sentí vergüenza ajena. Porque de estos 23 senadores, no hubo uno que pusiese un ángulo diferente de análisis al planteado por el Gobernador», resaltó.

Municipalidad de Salta

El legislador consideró que el debate que vio sobre la reforma constitucional: «No aporta nada nuevo a lo que ya conocemos». «El Senado es una escribanía de total sumisión a los designios del gobernador, del camino que les impone», acusó.

«En cuanto al contenido, he escuchado discursos en el Senado que daban muestra de la ignorancia que tienen algunos de sus miembros» y detalló: «En lo relativo a lo que es el sistema de control de la hacienda pública, utilizaban la palabra auditoria sin conocer su significado. La palabra auditoria se utiliza para designar el trabajo realizado por los profesionales independientes».

Por otra parte, el diputado se refirió a «tema de la Corte». Allí insistió contra los senadores: «En el discurso donde justificaban la necesidad y cuál es el sentido que se busca darle al nuevo texto, la motivación no tenía diferencias con lo que dice el gobernador».

En tanto, sobre el proyecto que convoca a la reforma constitucional señaló: «Va allegar a la Cámara de Diputados y nosotros, como oposición, plantearemos dictámenes de minoría con algunas diferencias al respecto». «Pero primero hay que ver la extraordinariedad de la cosa. O el clamor popular no es tal porque demande un tratamiento exprés como lo ha impuesto el gobernador con sus seguidores», remarcó Zapata.