Referente salteño del partido de Claudio Lozano habló de su renuncia al directorio del Banco Central

Daniel Escotorín, presidente de Unidad Popular en Salta, se refirió al tema en el programa CUARTO OSCURO (FM La Cuerda 104.5). Ahí comentó algunos pormenores sobre el arribo de Silvina Batakis a la entidad bancaria y la presión ejercida sobre el directorio para conseguir su alejamiento.

La entrevista inició con la pregunta obligada: cómo traducir, en términos políticos, la llegada de Batakis al Banco Nación y el pedido de renuncia a los directores -entre los que ya dimitieron tres- precisamente uno de ellos el economista y militante de la CTA y Unidad Popular, que forma parte del Frente de Todos. ¿La renuncia de Claudio Lozano tendrá alguna consecuencia en la coalición de gobierno nacional?

«Los movimientos que se dieron en estos días marcan el giro del gobierno hacia la derecha, con la asunción de Massa, pero entre medio hubo este desaguisado que significó el breve paso de Silvina Batakis, que no era lo deseado ni por Cristina ni por Alberto Fernández. Nosotros también veíamos que las medidas que podía llegar a tomar no iban a ser muy distintas a las que ya esbozaba Martín Guzmán», comentó Escotorín.

En ese sentido, remarcó que Claudio Lozano hizo notar tal situación «más en su rol político que como funcionario», lo que le valió el inicio de un camino sinuoso en la relación con Batakis, quien «por arte de magia» llega al Banco Nación y su hasta entonces presidente se entera de que lo habían reemplazado en una conferencia -otra gran desprolijidad- y luego ella pide la facultad de poder cambiar todo el directorio. «Eso generó también mucho revuelo», acotó el entrevistado.

«Claudio, así como nuestro partido, venía siendo crítico de la política económica del gobierno; de hecho también lo son Cristina Fernández y otros espacios del Frente de Todos, como es el caso de Juan Grabois o de los diputados de Patria Grande», comentó luego el presidente de Unidad Popular en Salta, al tiempo que señaló que no se están cumpliendo las expectativas de quienes votaron por este gobierno.

Luego aclaró: «Al momento que le piden la renuncia, diversas organizaciones empresariales de pequeñas y medianas empresas, solicitaron enfáticamente a través de una carta que se mantenga a Claudio Lozano dentro del Banco Nación, porque saben que él fue uno de los promotores de un área específica de trabajo con las PyME. Y esto tiene que ver con una mirada política de lo que es el Estado, que no es solamente la de Claudio y la gestión en sí misma, sino que se corresponden con recomponer un vínculo con un sector económico que es muy importante».

Antes de finalizar la entrevista, se le consultó a Escotorín si después de todo este entuerto, su partido -Unidad Popular- considerará la permanencia en el Frente de Todos, puntualmente pensando en las elecciones de 2023. La respuesta fue que si bien reconocen la crisis política y el gran desafío que tienen por delante, son partidarios de la idea de que «al Frente de Todos hay que sostenerlo y reforzarlo, pero no solamente por la idea de la unidad por la unidad misma, sino pensar en re encausar el proyecto político del frente que fue creado no solo para derrotar al macrismo y al sector más ultra del liberalismo; sino que tenemos que pensar cómo hacemos para que el modelo productivo y social sea inclusivo y le de soluciones a millones de trabajadores en todas sus formas, no solo como proyecto político, sino de país».