Recambio en el peronismo jujeño | Leila Chaher: la emergente figura política en la vecina provincia

Encabezó la lista del peronismo en un contexto adverso por la potencia del oficialismo, la novedosa aparición del candidato de la izquierda y la seguidilla de malos resultados justicialistas en Jujuy. Salió segunda y va al congreso nacional.

La conjunción de fuerzas del peronismo y el campo popular que se vieron convocados por la primera candidata del Frente de Todos a una campaña que llegó a cada distrito de la provincia, fue quizás uno de los mayores motores que impulsaron la reciente elección como Diputada Nacional y posicionó en el escenario político jujeño a Leila Chaher.

La joven legisladora encabezó la lista peronista en un contexto adverso debido a la seguidilla de malos resultados electorales que arrastraba ese espacio en los últimos años, teniendo como un cercano recuerdo los comicios legislativos locales de junio último cuando divididos en seis alternativas, las listas peronistas no cumplieron con las expectativas, solo haciendo piso una nómina  (el PJ oficial) lo cual se tradujo en la obscena distribución de bancas en la Legislatura provincial  (18 para FCJ y 6 PJ)

En ese marco, a lo largo de cuatro meses la figura de Leila Chaher fue creciendo a través de su llegada al territorio, trasmitiendo en cada encuentro una nueva forma de concebir la política lo que la llevó a posicionarse como la nueva cara de la política en Jujuy. Su vocación de dialogo y cercanía con una ciudadanía postergada tras años de invisibilización por parte del oficialismo gobernante.

El Frente de Todos logró cosechar más de 100.000 votos de en las elecciones PASO de septiembre y la jornada del domingo ratificó esos guarismos catapultando a la dirigente peronista hacia una banca en el Parlamento Nacional. Los comicios de las elecciones legislativas generales arrojaron como resultados que el Frente Cambia Jujuy (FCJ) alcance 196.293 votos (49,5%) escrutado el 99,01 por ciento de los sufragios, seguido del Frente de Todos (FdT) que consiguió 103.464 votos (25,85%) y el Frente de Izquierda y de los Trabajadores – Unidad (FIT-U) que suma 100.381 sufragios (25,08%). De esta manera, los tres escaños en disputa se repartirán entre las tres fuerzas participantes.

El perfil de la flamante diputada nacional fue clave para lograr remontar los números de un desmoralizado peronismo jujeño. Su juventud, empatía, la determinación de ir contra las resistencias de viejas estructuras y el temple para soportar las campañas sucias la consolidan como el rostro que hoy encarna el recambio generacional en el contexto político local. Lejos de las disputas internas de una fuerza política que hoy gobierna la argentina bregó por la unidad y el caudal electoral conseguido da cuenta de su impronta propositiva a diferencia de la izquierda que refleja un voto bronca. “El recorrido de Chaher en la arena política, lejos de ser coyuntural, plantea una clara proyección”, dicen los dirigentes jujeños.

Junto a los postulantes de la lista 501 que encabezó, elaboraran más de 25 propuestas que hicieron foco en la generación de trabajo y la producción con una impronta netamente federal. Esa fue la contestación al oficialismo que lidera el gobernador Gerardo Morales quien ostenta una peligrosa concentración del poder. El oficialismo jujeño volvió a apelar a una descomunal repartición de recursos del Estado provincial y no tuvo reparos en echar mano a una campaña violenta que incluyeron la repartición de volantes difamatorios, emitir declaraciones machistas en actos proselitistas.

En contraposición, Chaher evitó hablar de nombres que alimentaban múltiples internas, pidió “dejar de anularse” entre los dirigentes peronistas y avanzó en la campaña con las tensiones lógicas de todo proceso electoral. Tal decisión estimuló un masivo apoyo de las mujeres y jóvenes que se encolumnaron a su figura. Allí se explica un voto genuino y no de estructura que marca el camino del Frente de Todos con miras al 2023.

La campaña se sintió en los 16 departamentos provinciales y llegó a las 60 localidades. El desafío de la electa diputada nacional comienza ahora. Deberá seguir trabajando para encontrar puntos de encuentro en un complejo escenario político jujeño, avanzar en el camino emprendido, apelando a la renovación y con actores que muestren una mayor vocación política.

Leila Chaher se posiciona como una de las grandes ganadoras, que a partir del 10 de diciembre cumplirá un rol fundamental desde la honorable Cámara de Diputados de la Nación para el gran desafío dejar atrás la crisis sanitaria y la tan ansiada reactivación económica de la Argentina.