Raúl Reynoso cuestionó severamente la manera en la que se está llevando la investigación en la causa que lo involucra. Sin embargo, el fiscal Carlos Amad contesto a las críticas y un testigo realizó una declaración muy fuerte en contra del ex magistrado.

El ex juez de Orán, Raúl Reynoso, cuestionó irregularidades en uno de los actos de la investigación llevada en su contra y pidió la anulación de todas las decisiones judiciales tomadas en base al mismo.

Municipalidad de Salta

El documento que Reynoso critica es la declaración de los hermanos Eliseo y Ninfa Nieves. El acusado  sostiene que el fiscal Eduardo Villalba les tomó una declaración de forma conjunta, ambos al mismo tiempo y el acta se labró de esa manera, con frases alternadas de cada uno. El ex magistrado afirma que esto es ilegal y que lo estipulado por la ley determina que cada testigo debe declarar  por separado.

El fiscal Carlos Amad rebatió los argumentos de Reynoso alegando que no se trata de una declaración testimonial, sino que lo que los hermanos Nieves hicieron fue una denuncia y así consta en el acta. La misma está realizada en el marco del artículo del Código Penal que regula las denuncias y en que a lo largo de su redacción aclara que se trata de denunciantes.

No es la primera vez que el imputado critica el accionar de la Justicia.  También se refirió a otros hechos supuestamente irregulares en la causa como ser el accionar del defensor oficial Martín Bomba Royo.  Según un testigo que declaró la semana pasada, el defensor lo presionó para declarar en contra de Reynoso. Además  denunció la intención de nombrar como cuarta jueza a la camarista salteña Mariana Catalano, inmediatamente cuestionada por las defensas por haber hecho declaraciones subjetivas sobre la causa tiempo atrás. Esta denuncia  la llevó a declinar su participación.

Por otro lado, declaró el ex defensor Oficial Federal de Orán, Andrés Reynoso, quien dijo que le molestaba la negligencia con la que el ex magistrado  trataba las presentaciones que el realizaba. Además, señaló que en muchas ocasiones no era informado ni participado de medidas dispuestas tales como excarcelaciones de oficio y que algunas de ellas lo sorprendían ya que  no obedecían a un criterio uniforme: en algunos casos se devolvía dinero secuestrado o se liberaba gente mientras que en otros casos idénticos no se procedía de la misma manera.