Gonzalo Quilodrán.

El director salteño del Ente Nacional de Comunicaciones destacó el espíritu federalista del organismo y reconoció además la necesidad de trabajar para rescatarlo.

Gonzalo Quilodrán fue designado días atrás junto a Claudio Ambrosini y Gustavo López como parte del directorio de Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM).

Consultado por su llegada al organismo, Quilodrán detalló que se destruyó el sistema de comunicación público, “así que hay que recuperar el tejido humano fundamentalmente porque muchos trabajadores fueron perseguidos y despedidos”.

Además confirmó en el programa radial De Buena Fuente, que vuelve el programa Conectar Igualdad. “Poder dar un servicio de calidad en el interior profundo en relación a las telecomunicaciones es todo un desafío para el tiempo que viene”, aseguró el directivo de ENACOM.

Sobre la gestión anterior, aclaró que a pesar de que el expresidente Mauricio Macri en su último discurso dijo que la conectividad había mejorado en un 93%, eso sólo sucedió en Ciudad y Provincia de Buenos Aires. Por ello Quilodrán hizo referencia a lo que se vive en el norte del país: “La situación es muy frágil y endeble. El Gobierno Nacional ya dio muestras cabales de un trabajo conjunto con provincia y municipios, porque no hay margen de hacer críticas”.

También comentó que “es mucho el trabajo que hay que hacer y ya me vengo juntando con intendentes y legisladores con la idea de tener una gestión federal, como lo pidió el Presidente, Alberto Fernández”.

Sobre los nombres de quienes encabezará la delegación salteña del Ente, Quilodrán adelantó que los 26 representantes de las delegaciones provinciales serán nombrados “a medida que los funcionarios tomen sus puestos en los cargos a nivel nacional” y que pronto él designará al delegado para Salta.