Desde SENASA llaman a los productores a denunciar si es que en sus campos notan la presencia de estos insectos sumamente perjudiciales cuando migran en grupos.

En febrero pasado se detectó una población gregaria de langostas en el Noroeste de Paraguay. El servicio fitosanitario de ese país está trabajando para controlar tal situación. Algo similar sucede en el este y sur de Bolivia.

Esta situación preocupa a los productores argentinos, pues se han registrado ya en algunos lugares cercanos a la frontera la presencia de estos insectos que devoran cultivos a su paso. Cuando se forman las denominadas mangas migratorias, pueden avanzar hasta 150 kilómetros diarios.

Si bien hay una baja densidad y dispersa en el norte de Argentina, se están tomando los recaudos necesarios para evitar que se expanda. Por ello, Gustavo Zagaglia, ingeniero agrónomo de SENASA, advirtió por Radio Nacional que si los productores de la zona detectan la presencia de langostas en sus campos, deben informarla al organismo.

Las denuncias pueden realizarlas al 0800 999 2386; o descargando la App para celulares “Alerta SENASA”.