Un reconocido profesor salteño dijo que Sansone «no hace nada por la gente»

Arturo Botelli dijo que la secretaria de Cultura de Salta «no está a la altura».

Las recientes declaraciones de la secretaria de Cultura de Salta, Sabrina Sansone, sobre la supuesta falta de «voluntad de trabajo» de los miembros de la Orquesta Sinfónica de la provincia, volvieron a ponerla en el ojo de la tormenta. Las críticas no tardaron en regresar y apuntar en su contra. Uno de los que se refirió a la cuestionada funcionaria fue el músico y docente Arturo Botelli.

Botelli consideró que Sansone «no está a la altura» de su cargo y aseguró que «no hace nada por la gente».

«Estamos indignados y avergonzados. En todos los lugares del mundo hay orquestas que son del Estado y todos tienen un trabajo de tres o cuatro horas por día. El Estado no les solventa los instrumentos ni las vestimentas. No cuentan cómo se trabaja en casa, la preparación para tocar un instrumento, los estudios de siete o diez años», dijo Botelli en FM Pacífico.

Sansone había asegurado a comienzos de esta semana que los músicos de la Orquesta Sinfónica de Salta solo trabajan tres horas por día. “Es mucho el dinero que se gasta en los cuerpos estables, realmente es mucho dinero para la Cultura y para el pueblo que les paga, simplemente esa es la critica, para que haya voluntad de trabajo”, agregó.

Botelli no se quedó callado. «En vez de estar peleando por cosas tan estúpidas, podría pelear por mejorar la estabilidad de los músicos», declaró. El docente señaló que la funcionaria «se pone en esa postura estúpida donde dice que (los músicos) son caros».

«Sansone está en contra del gasto que es la cultura. No es una cuestión de la cantidad de horas que trabajan, estamos hablando de artistas de la gran siete», siguió.

Botelli sostuvo que durante la pandemia la Orquesta trabajó en comedores escolares «mientras Sansone desapareció del mapa».

«El edificio de la Escuela de música está abandonado, no se cumplen los cargos y Sansone está metida en esta pelea estúpida. No nos interesa mantener una funcionaria que no hace nada por la gente, que se dedique a su gimnasio y deje de joder a la gente. Todo lo que hizo en la pandemia fue un desastre, no está a la altura de las circunstancias», definió.