El ministro de Defensa minimizó el levantamiento de 1987 y justificó la presencia de Aldo Rico en el desfile del 9 de Julio.

El ministro de Defensa de la Nación, Oscar Aguad, aseguró este miércoles que el alzamiento carapintada de abril de 1987 fue «un acontecimiento chiquito» que no puso «en jaque» a la democracia. De esa manera, el radical funcionario de Mauricio Macri justificó la presencia de Aldo Rico en el desfile del 9 de Julio.

«Aldo Rico tiene derecho a desfilar como ex combatiente de Malvinas. Lo de los carapintadas es cosa vieja. Fue un acontecimiento chiquito que yo no creo que haya puesto en jaque a la democracia», aseguró Aguad en Radio Metro de Buenos Aires.

El levantamiento de la Semana Santa de 1987 fue un acontecimiento clave para terminar de impulsar la ley de Obediencia debida que benefició a muchos represores de la última dictadura.