El Jefe de Gabinete nacional, Santiago Cafiero, presentó los parámetros epidemiológicos que deben disparar las restricciones, pero enfatizó que los que deben aplicarlas “son las autoridades provinciales y las autoridades locales».

El nuevo decreto presidencial viene a reglamentar otro de fines de noviembre (956) que dice que, en los diferentes aglomerados poblacionales, las autoridades provinciales y de la Ciudad de Buenos Aires «podrán dictar normas reglamentarias para limitar la circulación por horarios o por zonas con el fin de evitar situaciones que puedan favorecer la propagación del virus» covid-19 durante 14 días, tras «la evaluación de riesgo» epidemiológico de cada lugar.

Municipalidad de Salta

La conferencia de prensa mostro que la idea original que Alberto Fernández adelanto a los mandatarios provinciales (se conversó de imponer un límite a la circulación entre las 0 a las 6) finalmente no se impondrán. En ellos mucho tuvo que ver el anuncio de los gobernadores de Mendoza, Rodolfo Suárez, y de Córdoba, Juan Schiaretti, quienes adelantaron que no aplicarían las restricciones a la circulación que recomendaba la Casa Rosada: lo harían en horarios y formas diferentes. Lo mismo podría pasar con la Ciudad de Buenos Aires, en donde el jefe de gobierno Horacio Rodríguez Larreta se encargaría de tomar sus propias medidas.

En lo fundamental, se sugiere a los gobernadores actuar según el coeficiente de contagiados que debe hacerse comparando los contagios de la última quincena de diciembre de 2020 con la primera quincena de 2021; coeficiente que debe actualizarse por quincena. Las ciudades con más de 150 contagios cada 100.000 habitantes deben tomar medidas que quedan a cargo de gobernadores o intendentes. A la sugerencia se sumaran otras medidas como el requisito del test PCR para todos los pasajeros de los vuelos de cabotaje para evitar que el virus se propague entre las provincias. Por ahora las fronteras nacionales seguirán abiertas para los ciudadanos argentinos que regresen al país. El transporte público podrá ser utilizado únicamente por los trabajadores esenciales, con su respectivo permiso, quienes no sean alcanzados por la restricción nocturna.

De la conferencia participó el ministro de Turismo de la nación, Matías Lammens, quien indicó que seguirá la temporada pero pidió a los turistas «extremar los cuidados» para no tener que tomar nuevas medidas. «Todos los que estan viajando, extremen los cuidados y sepan que cuidandose a ellos nos cuidan a todos», subrayó al resaltar que para que se pueda continuar con el turismo de verano es fundamental que la prevención sea estricta.

«La idea es proteger y preservar a la industria turística y del entreteminimiento que han adaptado y hecho inversiones para tener una temporada. Lo que buscamos es que todos entiendan en profundidad que para que la temporada continúe, tenemos que cumplir con esos protocolos», puntualizó a su turno el Jefe de Gabinete.

Lammens insistió en que el objetivo del Gobierno es lograr que la temporada «se extienda hasta marzo», aunque al mismo tiempo aclaró que «si algo entendimos en estos meses es el dinamismo y el comportamiento que tiene este virus». «Hoy estamos tomando estas medidas para no tener que tomar otras de más restricción», remarcó.