Francisco Brunetti.

El gerente del hospital dijo que se trata de un apriete del dueño del frigorífico por una deuda millonaria. 

El gerente del Materno Infantil, Federico Mangione, denunció que el Frigorífico Brunetti envió 300 kilos de carne podrida al hospital y puso en riesgo a todos los pacientes. El médico aseguró que se trató de una medida deliberada por la deuda que existe entre la institución y la empresa.

Mangione dijo en FM Profesional que el envío de carne podrida sucedió hace dos meses y contenía pollo, cerdo y carne de vaca. Esto motivó que los productos comenzaran a ser adquiridos en otros frigoríficos. De lo contrario, según el gerente, «hubiéramos estado hablado de muertes por comida en mal estado».

Mangione relató que tras el hallazgo se realizó un minucioso proceso de investigación comprobado por Bromatología que confirmó el mal estado de los productos.

El gerente explicó que existe una deuda de 4 millones de pesos con Brunetti. Dijo que el frigoríico no acepta cheques como pago. Para Mangione la carne podrida fue enviada por Francisco Brunetti como una forma de «apriete» sin considerar los riesgos que podría haber provocado en los pacientes.