Puna salteña | Tolar Grande atrae a mineros, pero también a científicos interesados en los estromatolitos vivos

Se trata de placas bacterianas que en algunos casos producen la fotosíntesis y crean el oxígeno y son señaladas como uno de los motivos para que exista la vida tal y como la conocemos hoy.

El potencial minero y las postales del Cono de Arita son los elementos que hicieron conocido a Tolar Grande, uno de los municipios más nuevos de la provincia y que se ubica a 360 kilómetros de la capital salteña.

En una larga entrevista que el Director de Cultura y Turismo de Tolar Grande, Hugo César Peiret, concedió al diario Tiempo Argentino, el funcionario enumero las virtudes turísticas del lugar y entre mencionó los “Ojos de Mar” que son los humedales famosos por el descubrimiento de estromatolitos vivos.

A la hora de definir a laso “estromatolitos”, Peiret precisó: “son unas placas bacterianas que en algunos casos producen la fotosíntesis y crean el oxígeno. Por eso dicen que son el origen de la vida en el planeta. La diferencia con otros lugares en donde son fósiles, es que en Tolar Grande son estromatolitos vivos, están en proceso de realización de esa fotosíntesis. Cuando uno se acerca a los Ojos de Mar, que son unos piletones naturales, se puede ver en su interior una capa de coral que son los estromatolitos”.

El funcionario municipal declaró que estromatolitos vivos son un descubrimiento de científicos del Conicet a partir de lo cual, la localidad es visitada por investigadores de todas partes.