Se trata de la popular revista Fuera de la Ley, que ahora tendrá limitaciones en lo que publiquen y sus integrantes deberán capacitarse sobre violencia mediática con perspectiva de género.

Fuera de la Ley lleva más de 20 años de publicaciones ininterrumpidas, inició como una revista y luego se expandió a la web. Este pasquín policial ha sido desde hace mucho parte de una controversia. Se caracteriza por un lenguaje llano, incluso chabacano, lo que le ha generado más de un problema. Hay quienes señalan que se trata de una muestra cabal de amarillismo que haría sonrojar hasta a los redactores de Crónica. Así también la publicación se ha ganado un séquito de seguidores incondicionales.

Municipalidad de Salta

En este caso, el Comité de Evaluación de Femicidios, Transfemicidios y Violencia de Género del Ministerio Público Fiscal de la Provincia de Salta, presentó una denuncia contra Luis María Gómez, el director de Fuera de la Ley. Dicha denuncia apuntaba a que dicho medio, en sus publicaciones, “atacó a funcionarias y magistradas del Ministerio Público que cumplen funciones en las áreas de investigación de distintos delitos, especialmente aquellos en los que se encuentran vulnerados derechos de niñas, niños y mujeres, y en problemáticas tan sensibles como la violencia contra las mujeres, el género y los delitos contra la integridad sexual”.

Por ello la jueza Adriana Maidana Vega, resolvió prohibir “la publicación de imágenes, nombres o datos que permitan conocer en forma directa o indirecta la identidad de mujeres, niños, niñas o adolescentes víctimas de delitos y toda publicación que contenga datos sensibles de las causas y que afecte sus derechos fundamentales”.

Así también la justicia le prohibió a Fuera de la Ley realizar cualquier tipo de “publicaciones con connotaciones misóginas, toda comunicación sexista y descalificadora de las operadoras de justicia, cualquiera sea su tarea, cargo o jerarquía, bajo apercibimiento de desobediencia judicial”.