El fallo salteño obligaba al Ministerio de Educación a suministrar información a un particular sobre los resultados de las evaluaciones en escuelas de la provincia. El caso llegó a la Corte Suprema y por ahora no se liberarán datos.

La Cámara Federal de Salta emitió un fallo que exigía al ministerio de Educación nacional entregar a un particular los resultados de la evaluación Aprender de 2016 de todas las escuelas de esa provincia y proveer los resultados de las instituciones que participaron de la prueba Enseñar 2017, que se hizo en los profesorados.

El Ministerio de Educación se negó a hacerlo aduciendo que la Ley Nacional de Educación aprobada en 2006 les impide entregar los datos por escuela, en referencia al artículo 97 de esa norma que establece que la difusión de información sobre las evaluaciones educativas debe “resguardar la identidad de los alumnos, docentes e instituciones educativas, a fin de evitar cualquier forma de estigmatización”.

“Pero el fallo de Salta se basa principalmente en otra ley que, de algún modo, colisiona con la restricción de la norma educativa. Es la ley de acceso a la información pública, que promueve el acceso de todos los ciudadanos a la información que genera el Estado”, resumió Clarín al informar que el diferendo finalmente llegó a la Corte Suprema de Justicia tras la apelación que realizara el ministerio de Educación nacional a lo resuelto por la Cámara Federal de Salta.

El trasfondo del conflicto es la presión de muchos particulares cuyo argumento central es que tienen el derecho a conocer toda la información que produce el Estado sobre las escuelas, para así poder tomar una mejor decisión sobre la escuela a la que mandan a sus hijos. La mayoría de los especialistas, no obstante, acuerda con la posición del Ministerio y afirma que publicar esos resultados y habilitar la posibilidad de armar rankings, no tiene utilidad educativa y sólo genera mayor competencia y segregación en las escuelas.

Ahora de todos modos la principal decisión la va a tener la Corte Suprema. A su tiempo, deberá atender a todas las argumentaciones y fijar una definitiva posición sobre este asunto.