El botín de choclos (Foto: PrensaPolSal)

Transportaban el botín en un auto cuando fueron interceptados por un control vehicular.

La insólita noticia difundida por el órgano de prensa de la Policía de Salta tuvo lugar en Tartagal. Lo insólito en sí no es la detención de tres jóvenes por hurtar choclos, sino que el hecho sea digno de una noticia. Un robo menor y sin consecuencias graves publicado como si de un golpe criminal serio se tratara. Cosas de la cuarentena.

La escueta información brindada nos indica que el hallazgo de un baúl lleno de choclos ocurrió en un control vehicular en el Km 6 de la Ruta Nacional 86. Ahí, en horas de la noche del martes, personal de la Comisaría 42 detuvo a tres mozalbetes que viajaban en un automóvil.

Tras requisar el rodado se dieron con que los jóvenes llevaban “grandes bolsas con choclos, sin poder justificar su procedencia”. La crónica indica también que “minutos después arribó un hombre manifestando que estas personas habrían ingresado a una finca sustrayendo los productos”.

La sospecha de los investigadores es que aprovecharon los ladrones de choclos aprovecharon la oscuridad de la noche y el poco tránsito en la ruta para perpetrar el robo. Para su mala suerte, se toparon con los vigilantes apenas unos kilómetros más adelante.

De esta manera los muchachos de 21, 22 y 24 años quedaron a disposición de la justicia. Los choclos fueron restituidos al dueño de la finca. El bacanal de humitas quedó frustrado.