sábado 13 de abril de 2024
17 C
Salta

Proponen volver al voto en papel y boleta única por los problemas del sistema electrónico

El FOCIS recomienda el regreso al sistema anterior de voto. Enumera además los inconvenientes encontrados en el experimento electoral salteño.

El sistema de votación de boleta sábana que se usaba en Salta antes del voto electrónico con boleta única, tenía muchos defectos. Pero el sistema experimental con el que fue reemplazado trajo muchos más problemas, sin solucionar ninguno de los anteriores. Por eso el FOCIS propone el voto con boleta única en papel junto a una Administración Electoral profesional e independiente y a un Tribunal Electoral también ajeno a presiones o intereses políticos. Se trata, como es notorio, de un cambio profundo orientado a dotar al proceso electoral salteño de todas las garantías imprescindibles en una república democrática con eje en el respeto a la voluntad popular y en la división de poderes.

Veamos algunos de los problemas que presenta el llamado voto electrónico:

  • El robo de boletas fue reemplazado por sistemas de pantallas encadenadas confusas y complejas en las que no se puede certificar su correcto funcionamiento. Sea que no aparezcan los candidatos buscados, o que, a cada elector, usando heurísticas diferentes para cada uno, se les oculte o predisponga a votar a un candidato. Donde el elector pasa mucho más tiempo navegando que tomando un voto previamente impreso.
  • No se garantiza que se respeta la decisión del elector al votar. Muy pocos electores verifican que su voto sea correcto.
  • La compraventa de votos a través del voto en cadena u otros, fue reemplazada por sistemas que usando un celular permiten a un individuo leer y modificar el voto de un elector.
  • El agregado o sustracción de boletas al final de la votación y antes del conteo pueden suceder igual que antes. Nada en el sistema audita que la cantidad de votos emitidos coincida con los finalmente registrados, dado que -al igual que antes- se pueden sacar o incorporar boletas en el momento del conteo. Siguen siendo necesarios los fiscales de los partidos políticos.
  • Las computadoras usadas para el e-voto en Salta en pasadas elecciones estuvieron conectadas durante el comicio violando el secreto del voto. Es muy difícil controlar que no lo hagan existiendo sistemas 4G o wifi y técnicos con celulares en todas las ciudades.
  • No se ha usado ninguna de las ventajas de la electrónica para mejorar la participación o dar más opciones al elector. Seguimos votando listas sabanas, y nada controla la identidad del elector, más allá de los sistemas tradicionales.

Para colmo, el sistema impone la aparición de una nueva categoría de personas con un rol clave: Los técnicos, que tienen más poder que los presidentes de mesa y que los fiscales, que cambian a su arbitrio las computadoras, y que llegaron a trasmitir resultados por WhatsApp.

El Gobierno de la Provincia impulsó la privatización de la votación cediendo el monopolio a una empresa predeterminada a través de una licitación sin garantías. El sistema electrónico fue impuesto desde el gobierno sin consultar o tener en cuenta opinión alguna de otros partidos o expertos ajenos al gobierno. Quebrando así el principio que aconseja que todo el andamiaje electoral tenga amplio consenso.

En Salta, se llegó a impedir que la oposición audite el sistema con sus propios medios. Una sola empresa instrumenta un sistema opaco que no permite su inspección y oculta sistemáticamente sus códigos fuentes.

Como se observó en las deliberaciones del Senado Nacional, no hubo expertos en tecnología que avalen el sistema, estando en contra todas las Universidades Nacionales que participaron y el CONICET.

Sostenemos entonces que el experimento del e-voto ha fracasado en Salta, además de haber mostrado graves deficiencias en su funcionamiento que terminaron minando su credibilidad.

La boleta única por categoría, en papel

El FOCIS propone este sistema que es ampliamente usado en todo el mundo.

Se trata de un sistema en donde cada categoría en la que se elige candidatos tiene todas las listas en una sola boleta y el elector marca la lista que elije. Esto imposibilita el robo de boletas y evita la interacción del elector con una maquina compleja y manipulable por el poder de turno y por la empresa única que gestiona el voto. Es simple, rápido, confiable y los partidos no deben imprimir boletas.

Con la ventaja añadida de que, con el tiempo, la modalidad podrá incorporar tecnología; por ejemplo, captar huellas para certificar la identidad del elector o incorporar escáneres para contar los votos. Todo ello sin interferir con el simple proceso humano de dejar una marca en el papel y siempre resguardando el voto y la verdadera decisión del elector.

Administración electoral profesional. Justicia independiente

Como el sistema de e-voto trajo numerosas denuncias de ciudadanos y candidatos en su contra, resultó que el Tribunal Electoral de Salta tuvo que juzgar su propio trabajo, terminando con la idea de justicia independiente de la administración.

Es inadmisible que quien lleva adelante el proceso electoral se juzgue a sí mismo. La pureza del acto electoral y el respeto a la voluntad del ciudadano exigen una Administración Electoral profesional y ajena a los dictados de los gobiernos de turno. Una Administración profesional que lleve adelante el proceso eleccionario y cuyos actos estén sometidos al control de una Justicia Independiente, como sucede con todos los actos administrativos del estado.

La Administración Electoral que proponemos deberá tener una dirección colegiada a propuesta de legisladores, la sociedad civil, universidades, partidos políticos, etc.

Otras noticias