El organismo multilateral arrojó cifras que colocan a la economía del país entre las peores del mundo. La caída del producto treparía a 3,1%.

Según el Fondo Monetario Internacional, la economía argentina caerá un 3,1% del PBI al finalizar el año, mientras que la inflación será del 57,3% y el desempleo del 10,6%.

Municipalidad de Salta

En el informe Perspectivas Económicas Mundiales presentado este martes en Washington advierten que el retroceso de Argentina influyó en la economía global. “Ha empujado en parte el declive del crecimiento proyectado para 2019”, sostiene el FMI.

De esta manera, el organismo multilateral coloca al país en el puesto 7 de las peores economías y 3º en el ránging de mayor inflación del mundo. Además de Argentina, entre las economías que mayor caída van a registrar se encuentran Irán, Turquía, Venezuela, Yemen y Libia.

Los pronósticos del FMI tuvieron que ser corregidos: en julio pasado anticipaban una caída de 1,3% en lugar de 3,1%. Entre las causas de la inflación, por caso, señalan que se debe a la fuerte «depreciación del peso». Asimismo, advierten que en 2020 habrá una retracción de 1,3% del PBI y una inflación en torno al 51%.

Y los economistas del Fondo, principal acreedor de la deuda externa argentina, agregan: “Los riesgos hacia delante son claramente hacia abajo debido a una drástica caída en las condiciones de mercado”. Por ello, la recuperación llegaría a fines del año que viene.