Cesiones a colegios de la élite, clubes de rugby, el arzobispado, el banco Macro y otras empresas, fueron realizadas en la última década. Aún así, hay miles de familias en la pobreza que no cuentan con un acceso digno a tierras en esta provincia.

La investigación realizada por Raquel Adet, publicada en las redes sociales con el aval de la Asociación de DDHH Coca Gallardo, da cuenta detallada de una realidad que cruje en la provincia. El acceso a las tierras parece ser sólo para unos cuantos, y esos cuántos están ligados a la élite empresarial y eclesiástica.

Municipalidad de Salta

El escrito señala que en la provincia hay un faltante de viviendas, 72 mil viviendas. En tanto que instituciones como la iglesia cuentan con más de 200 propiedades valuadas en millones de pesos. 108 de las cuales fueron una cesión del Estado provincial. Otros claros beneficiados son las empresas privadas y colegios de igual índole.

“Así es como se pierden las tierras que deberían servir para loteos y viviendas populares y así es como ahora, mientras las 750 familias de Parque la Vega, con sus 800 niños, siguen hacinadas y tiradas en el piso en plena pandemia, justo al frente del asentamiento, cruzando la calle, se puede ver un predio de tres hectáreas con un enorme edificio que en 2016 fueron donadas por el ex gobernador Urtubey a la Orden Pontificia de San Agustín”, señala la autora de la investigación.

A la par que se analiza la situación de terratenientes y la extranjerización de las tierras salteñas, elaboran un listado de los últimos seis años con las grandes concesiones que hicieron los gobiernos provinciales a las entidades antes mencionadas. Así, por ejemplo, tenemos que en 2014 entregaron 4 hectáreas (6.407,37 mts.2) al arzobispado de Salta en el barrio Solidaridad para santuario de la Virgen de Urkupiña. Ese mismo año 24 hectáreas fueron en comodato a la Unión de Rugby de Salta y Liga Salteña de Fútbol.

Señalan también que 2015 al Universitario Rugby Club le cedieron terrenos del Instituto Provincial de la Vivienda. El IPV también brindó en comodato un terreno de más de 300 metros cuadrados en Castañares al arzobispado.

En 2016, el gobierno cedió unas 4 hectáreas al colegio privado “Uzzi College”. Esas tierras están valuadas en 30 millones de pesos. Ese mismo año donaron tierras a la Federación Empresaria Hotelera de Salta. Y nuevamente la iglesia católica recibió un comodato: 1800 metros cuadrados para la construcción de un salón. Al año siguiente recibirían 4 inmuebles en Capital para la ampliación de una escuela parroquial.

En 2018 se donaron 3 hectáreas a la Orden de los Hermanos de San Agustín para un colegio privado en Ampliación de Parque La Vega. También ese año el gobierno provincial cedió en comodato un terreno de más de 1000 metros cuadrados en el Grand Bourg para el Banco Macro.

Para el año 2019 las donaciones siguieron: un inmueble de 695,83 metros cuadrados para la construcción de una Casa de Retiro de la iglesia evangélica Maranatha. Además estuvo el comodato de un terreno en Apolinario Saravia, nuevamente para el Banco Macro.

Con el cambio de administración, la situación no varió. Este año, 2020, diputados autorizaron al Poder Ejecutivo a transferir al arzobispado en carácter de donación un inmueble en el Dpto. de La Candelaria donde funcionaba una escuela. También el gobierno provincial cedió en comodato un terreno de 1100 metros cuadrados a la Unión Industrial de Salta en el predio de Pereyra Rozas. Otro comodato, pero en Rosario de la Frontera, le cedía 7.0000 metros cuadrados a la clínica privada IMAC.