Preocupación en comunidades | Contaminación minera originada en Bolivia llegaría al tramo salteño del Pilcomayo en días

Había alguna confianza en que los residuos tóxicos queden subsumidos en la masa de agua y no llegue a impactar en el tramo nacional del río, pero el optimismo ya no es el mismo. Preocupación en las comunidades originarias de Santa Victoria.

Todo comenzó cuando un dique de colas con el que cooperativas mineras de Bolivia extraen plata y zinc colapsó a unos siete kilómetros de la ciudad sureña de Potosí. “El lodo con residuos de mineral llegó a ríos cuyos afluentes desembocan en el río Pilcomayo”, declaró el jueves pasado a The Associated Press la concejal de Potosí, Reyna Menacho. El río nace en las estribaciones andinas de Bolivia y sirve de frontera natural entre Argentina y Paraguay, atravesando a su vez las provincias argentinas de Jujuy, Salta y Formosa.

A raíz de las notas publicadas por CUARTO, desde el Ministerio de Producción y Desarrollo Sustentable se informó el martes que se estaba trabajando en el tema, que Salta con las jurisdicciones de Jujuy y de Formosa pidieron un informe sobre la situación y que entre los funcionarios anidaba una esperanza: que dada la distancia entre el lugar del colapso y los tramos nacionales del Pilcomayo los residuos tóxicos queden subsumidos en la masa de agua y no llegue a impactar en Argentina.

Esa esperanza hoy es menos fuerte. Habitantes de la jurisdicción salteña de Santa Victoria Este manifestaron su preocupación tras algunos eventos irregulares en estas aguas. Eso no es todo. Según informa hoy la sección local del diario Página 12, expertos en el tema y Recursos Hídricos de la provincia explicaron que por el bajo nivel de las aguas la contaminación – que afectó sobre todo los sedimentos del caudal – llegaría a la región argentina entre el domingo y lunes próximo.

“Fuentes que conocen el comportamiento del río, coincidieron con respecto de los tiempos en la llegada de la eventual contaminación. Sostuvieron que las sustancias contaminantes quedan la mayoría de las veces adheridas a las rocas, pero con las lluvias esto se diluye y avanza de a poco, en un proceso que a veces puede demandar meses” destaco el medio citado.

La situación en Potosí causó intranquilidad en las comunidades ribereñas del Pilcomayo, asentadas en Santa Victoria Este. Amancio Martinez, colaborador de la Municipalidad victoreña, dijo que se prevé una reunión con el intendente Rogelio Nerón. «Acá las primeras que entran al río a pescar son las comunidades», declaró para luego agregar que en la zona de La Curvita «se vio una cosa sobre las aguas, una mancha con burbujas, y nunca se sabe si es o no (contaminante)», por lo cual están solicitando que en forma urgente se pueda realizar el monitoreo de las aguas. Añadió que lo mismo sucedió en La Puntana, donde se visibilizó una mancha que parecía «un aceite pegajoso con espuma encima del río».