Lo declaró el periodista en su habitual columna de resumen político semanal en el programa Cuarto Oscuro (FM La Cuerda 104.5)

Teruel adelantó en su columna de hoy lo que sería el anuncio realizado por el presidente de la nación, el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof; y el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta sobre la necesidad que posee el área metropolitana a una cuarentena más estricta.

“Es un desafío para el gobierno nacional, el de la provincia de Buenos Aires y de la Ciudad de Buenos Aires que por primera vez están golpeados. Por eso es un interrogante ver como convencen a la gente y cómo hacen que esa disposición de política sanitaria se cumpla”, dijo a modo de presentación.

Teruel se detuvo también en la característica del mensaje y de cómo el mismo es todo un síntoma del delicado momento político que se vive. “Hay un gesto que a mí me preocupa mucho: a diferencia de todas las comunicaciones anteriores donde hubo conferencias de prensa y anuncios en vivo, hoy el mensaje es grabado. Esto que no se animen a la espontaneidad de la conferencia de prensa muestra cierta debilidad del gobierno. Digo: el coronavirus se está expresando con toda su potencia y empieza a hacernos dudar de la eficiencia de la estrategia sanitaria y eso va a ser un verdadero problema para estos gobiernos, sobre todo para el nacional porque en un país roto por todos lados, con la política herida y la economía mal herida, lo único que venía saliendo bien era justamente lo sanitario. Entonces la pregunta se impone ¿qué pasa si la política sanitaria se empieza a resentir? ¿qué tienen para ofrecer estos gobiernos?” se preguntó el periodista.

En ese marco, insistió en la idea de la soledad con la que gobiernan esos líderes. “Que poco lo aportan sus ministros, sus secretarios, sus legisladores de los partidos que le son afines. Pienso en el ministro de Economía Martín Guzmán. Está concentrado pura y exclusivamente en la negociación de la deuda externa que es importantísima, pero prácticamente no aporta a otras áreas del gobierno y eso es un problema. Creo que Argentina controlará la situación sanitaria en comparación con lo que ocurre en otros lados del mundo, pero la cuestión sanitaria parece que va a tener costos sobre estos gobiernos”, concluyó.