Foto: Javier Corbalán - La Nación.

Sus padres denunciaron que la universidad no cumple los acuerdos.

En abril se conoció la historia de Eva Godoy, la estudiante salteña con síndrome de down que había derrotado la falta de inclusión de la Universidad Nacional de Salta al conseguir una acompañante pedagógica y adaptaciones en las formas de enseñanza y evaluación.

Eva, que está en segundo año de Recursos Naturales y Medioambiente, fue otra vez discriminada. FM Profesional informó que la universidad no cumple el acuerdo realizado en abril.

La madre de la joven relató que la falta de cumplimiento provoca que Eva no pueda avanzar en la carrera.

La mujer señaló que son dos los profesores que se niegan a adaptar los exámenes y que aducen que Eva debe rendir en las mismas condiciones que sus compañeros.