Por abuso sexual de una menor | Retoman el juicio contra pastor un culto evangélico salteño

Imagen ilustrativa

La próxima semana continúan las audiencias. Además están implicados en el caso padre y madre que pertenecían al “Ministerio Apostólico y Profético de Restauración Visión de Águila”.

Para el próximo 6 de mayo está estipulado el regreso de las audiencias de este juicio que inició en marzo de 2021. La audiencia está a cargo de la jueza Carolina Poma Salvadores y tras cinco jornadas, se pasó a un cuarto intermedio.

Padre, madre e hijo son juzgados por un hecho ocurrido en un hecho de abuso sexual ocurrido en el año 2019. El mismo se dio en el contexto de esta conocida congregación religiosa en la capital salteña. En ese sentido, se juzga al pastor de la Iglesia Evangélica “Ministerio Apostólico y Profético de Restauración Visión de Águila”, José Luis Miranda (31) como autor del delito de “abuso sexual con acceso carnal con aprovechamiento en la inmadurez de la víctima en perjuicio de una menor de edad”, señala el medio Fiscales Penales de Salta.

En el mismo caso están implicados padre y madre del pastor. Benjamín Miranda Abiles (57) como autor del delito de “corrupción de menores agravada”. Y Sabina Martha Mamaní (53) como autora del delito de “corrupción de menores agravada en concurso real con el delito de encubrimiento del delito de abuso sexual con acceso carnal con aprovechamiento de la inmadurez de la víctima”.

El caso

La investigación se inició a partir de un oficio de la Asesoría de Menores e Incapaces, donde se ponía en conocimiento del embarazo de una menor de edad, quien habría sido víctima de abuso sexual. Según señala la justicia, los acusados, siendo miembros del citado grupo evangélico “captaban a familias humildes, en situación de vulnerabilidad”.

Apuntan, además, que “José Luis Miranda como predicador abusó sexualmente de la menor víctima, quien dio a luz un hijo de éste, tal como surge de los informes genéticos”. En tanto “Benjamín Miranda Abiles y su esposa Sabina Martha Mamani, quien tenia la guarda provisoria de la menor, promovieron y facilitaron la corrupción de la víctima, interfiriendo con su accionar en el normal desarrollo del proceso de formación de la sexualidad mediante actos prematuros excesivos para una niña de 13 años de edad; teniendo la acusada conocimiento de la actitud de su hijo José Luis Miranda hacia la niña, con la cual mantenía una relación amorosa, consentía dicha relación tal como surge de la investigación, tratando en todo momento con su accionar de ocultar tal situación mientras facilitada que los hechos se continúen realizando”.