Policía Federal al Estrado: declararán once testigos por apropiación de dólares en un operativo narco

La Policía Federal también se encuentra implicada en los casos de infiltración narco. Esta vez con dos efectivos que se adueñaron de casi 1.000.000 dólares en un operativo antidroga en Tartagal. Once miembros de la fuerza declararán mañana.

Luego de un exitoso operativo antinarcótico en Tartagal, realizado por efectivos de tres fuerzas de seguridad, quedó al descubierto la infiltración narco en las fuerzas públicas y en la Justicia. La principal acusada era Gendarmería Nacional, pero en las últimas horas, tomó estado público que la Policía Federal también se encuentra implicada.

En un operativo llevado a cabo en Buenos Aires, donde se secuestraron 1.200 kilos de cocaína, el dinero incautado, según algunas fuentes 1.200.000 y otras 1.500.000 dólares, desapareció casi por completo. Llegando a salta solo 200.000 dólares.

El sábado salió a la luz que una excandidata a concejal y funcionaria judicial de Tartagal y  un sargento de Gendarmería traficaban cocaína junto a una banda de civiles. La mercancía, según una fuente de seguridad, provenía del robo de la droga pública ya secuestrada o de procedimientos donde no se hace constar la cantidad real de droga que se incauta. Así también con los dólares faltantes a las fuerzas federales. Once de sus integrantes declararán mañana en la sede judicial que preside el juez federal Leonardo Bavio.

Según lo informado por el abogado Carlos Manfroni, director de Investigaciones Internas del Ministerio, la investigación comenzó en enero de este año cuando cinco efectivos de la PFA pertenecientes a otra Brigada de Investigaciones Antinarcóticos pidieron protección porque tenían que realizar una denuncia contra sus colegas. Investigaciones Internas en conjunto con la Procuraduría de Narcocriminalidad Antinarcóticos (Procunar) tomaron declaración a los efectivos denunciantes,  a quienes  dieron protección, y continuaron indagando.

Según lo dicho, en diciembre pasado los protegidos fueron corridos de sus cargos y enviados a cumplir funciones en el sur argentino cuando estaban a punto de allanar los domicilios de narcos que recibirían cocaína procedente de Salta

Los detenidos por la apropiación ilegal de dólares fueron el subcomisario Gustavo Alberto Russo y el principal Cristian Javier Cóceres, ambos pertenecientes a la Superintendencia Drogas Peligrosas de la PFA. Se sospecha que ya habrían gastado todo el dinero.

Fuente: El Tribuno