Parte de las cremas incautadas (Foto: Prensa de la Policía de Salta)

Sin mayores detalles, informan que sólo se procedió a la identificación de quienes vendían este productos.

En los últimos meses se ha desatado toda una polémica respecto al uso y venta de productos derivados del cannabis; sobre todo por el aceite. Sólo basta recordar lo sucedido en Rosario de la Frontera hace casi un mes. En esa localidad la policía salteña allanó un hogar y tildó a quienes producían el aceite de tener una “fábrica narco”.

Otro suceso que tuvo a productores de aceite cannábico y policías en su persecución, fue el que reportamos en junio pasado, con otro allanamiento y posterior decomiso de plantas de cannabis, en una causa que posteriormente fue desestimada por la justicia.

Pero esta vez el hecho policial reportado por la fuerza salteña no está ligado directamente a productores, sino a vendedores de cremas y aceites derivados del cannabis. Según reporta la prensa policial, torpemente, en una nota donde mezcla la incautación de “crema de cannabis sativa” en el microcentro salteño con la demora de cuatro vendedores de cocaína en Castañares.

En el caso de las cremas incautadas, intervino el Grupo de Operaciones Antinarcóticos, y aseguran que el hecho se dio durante un patrullaje. El total reportado fueron “63 potes con crema derivadas de esta sustancia [cannabis]”. El argumento que esgrime la policía salteña es que se hallaban en infracción a “la ley 27.737 de estupefacientes por venta y/o comercialización de marihuana”.

Resultaron identificadas cuatro personas: tres varones y una mujer.