La planta decomisada (Foto: PrensaPolSal)

Esta vez sucedió en Orán. 

Prensa de la Policía de Salta informa de un nuevo caso de persecución a cultivadores de cannabis. Ocurrió al norte de la provincia, en San Ramón de la Nueva Orán, lugar caliente en el que el narcotráfico hace estragos, pero a los uniformados salteños eso no parece molestarles demasiado, aunque una planta sí, al punto de darse el costo de armar todo un operativo por una simple maceta.

Según reporta el parte policial, este “hallazgo se produjo cerca del mediodía cuando efectivos de la Brigada de Investigaciones realizaban tareas inherentes a su área en barrio Estación”.

No se explicitan los motivos por los cuales la Brigada ingresó al hogar de este joven de 24 años, pero sí detallan que en la vivienda de pasaje Armando Abdala hallaron “una maceta con dos plantines de lo que parecía ser marihuana”, y ante la duda, optaron por pedir refuerzos, que fueron pagados con el dinero de los contribuyentes. Entonces hizo su ingreso el contingente de la División Drogas Peligrosas del Sector 21 “quienes realizaron las pruebas de campo que arrojaron positivo para cannabis sativa”.

Nada más se dice, ni el estado de la planta, o si estaba en floración, o si era medicinal, o cuánto pesaba lo decomisado. Ni siquiera dan detalles de otros elementos que dieran la idea de que se trataba de algo más que un simple consumidor que optó por cultivar su propia planta. Sólo informa que tanto el joven como lo secuestrado quedaron a disposición del Juzgado de Garantías N° 2.