El presidente, Alberto Fernández, junto al ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo.

El presidente también anunció que ninguna compra se podrá hacer sin respetar los precios máximos.

La compra de alimentos destinados a sectores vulnerables que realizó el Ministerio de Desarrollo Social a precios superiores del mercado provocó el enojo del presidente Alberto Fernández, quien aseguró que investigará la situacion.

Fernández dijo también que no permitirá que se realicen compras a precios superiores a los establecidos por el gobierno.

“Si hubo algún acto de corrupción, aclaro, el primero que va a perseguir al corrupto es el Presidente», dijo Alberto anoche en TN.

“A mi lo que más me preocupó es que estas empresas se plantaron y no quisieron bajar los precios”, agregó, y dijo que cree «en la honestidad» del ministro de Desarrollo Social Daniel Arroyo.

La compra masiva de alimentos básicos para abastecer a comedores y merenderos y otras instituciones involucradas en la asistencia a los sectores más vulnerables se realizó con precios que superaban en un 37% los incluidos en Precios Cuidados y son más altos que los de las primeras marcas de cada categoría.

Infobae difundió que el Poder Ejecutivo admitió que pagó los valores más altos en caso de compras de aceite, azúcar y arroz por la urgencia de concretar las compras en el marco de la pandemia.