“Pocas veces una polarización ha sido tan frágil” | Jorge Altamira sobre las elecciones del domingo 11 de agosto

En el marco del cierre de campaña de una fracción del Partido Obrero, el histórico dirigente aterrizó en Salta y habló con Cuarto Oscurto. “La izquierda ortodoxa del marxismo es la única que puede enfrentar al capitalismo actual”, vaticinó.

El fundador del Partido Obrero (PO) y, más recientemente, de la fracción pública del mismo desembarcó en Salta para atizar el cierre de campaña de la pre-candidata a senadora nacional por la izquierda, Violeta Gil.

Horas antes del acto, Altamira dialogó con Cuarto Oscuro y en primer lugar se refirió a la división interna del PO: “[el Partido Obrero] Está atravesando una crisis política, que no es necesariamente un fenómeno electoral, sino que está determinada por la envergadura de la crisis política que atraviesa todo el país y la necesidad de actualizar la estrategia política para no seguir con un electoralismo rutinario”.

Se permitió un análisis más general para poner en contexto la situación del PO: “el 99% de la izquierda mundial viene haciendo revisiones”, “en la mayor parte del mundo ha dejado de ser una opción antagónica, el mundo nos ha actualizado a todos. En eso consiste la terrible crisis de la izquierda”.

Puesto a opinar sobre el escenario electoral nacional de bipolarización inducida por ambos péndulos de la grieta, Altamira opinó que “en menos de lo que canta un gallo se van a comer a los dos partidos de la polarización, es una polarización de sobrevivientes, pocas veces una polarización ha sido tan frágil”.

“Mientras en Puerto Rico hay una rebelión y en Hong Kong el 85% de la población está en la calle, la izquierda, en general en el mundo, anda rumiando alrededor del sistema. Creo que la izquierda ortodoxa del marxismo es la única que puede enfrentar al capitalismo actual”, sentenció.

Pese a las diferencias políticas internas, Altamira aclaró: “Estoy en Salta haciendo campaña para que votemos el domingo por el Frente de Izquierda”, aunque admitió que sería positivo sumar posiciones parlamentarias.

Para finalizar, criticó a la política salteña por tener siempre a los mismos nombres propios. Y puso el ejemplo puntual de Javier David: “El caso de David es fantástico porque ya pasó por todos, ya bebió de todas las aguas y trató de picar en todos los lugares. Y es culpa de estos seis o siete políticos que representan a la oligarquía salteña”.