Advirtió de casos en donde se ejecutaron viviendas a quienes no pudieron afrontar las cuotas por los malos cálculos de la Rosada y señaló a los diputados salteños de Cambiemos como indiferentes al reclamo de los afectados.

El periodista es uno de los miles de argentinos que accedió a los créditos UVA para cumplir el sueño de la casa propia, aunque en menos de dos años el sueño devino en pesadilla para muchos. Ocurre que hace tres años la Casa Rosada lanzó los créditos para facilitar a la clase media el acceso a la vivienda propia y dispuso que las cuotas se ajustaran a la inflación y a una tasa nominal anual fija que dependía del banco, pero variaba entre el 3 y 7%. De esa forma se adelantaba que el plazo de 30 años para devolver el capital más una inflación controlada daba por resultado que las cuotas a pagar eran similares a las de un alquiler, pero cumpliendo el sueño de la casa propia.

El problema fue que la inflación sigue descontrolada, fue superior al incremento de los sueldos y a la vez la actualización del capital adeudado se ajusta por inflación generando un cóctel que resultó explosivo para quienes tomaron el crédito. En ese marco, Kimon Demitropulos se convirtió en vocero de beneficiarios del plan Procrear en Salta y expuso en el Congreso de la Nación la situación que viven en la provincia los perjudicados. Por FM Aries, recordó que la inflación en los últimos tres años fue del 140% lo que provocó que los beneficiarios deban a las entidades bancarias, “más de 900 mil pesos que cuando firmaron los papeles para obtener el crédito”, enfatizó.

La situación llegó al Congreso de la nación entre otras cosas porque hay lugares – como en Tucumán – se efectivizaron 40 ejecuciones de viviendas de quienes no pueden afrontar los costos. Demitropulos detalló también que en Salta se entregaron recientemente 200 viviendas, aunque esos beneficiarios van a deber en un año la suma de un millón de pesos. También destacó el acompañamiento de todos los legisladores nacionales, sobre todo del diputado nacional Andres Zottos y la senadora nacionales Cristina Fiore.

Sin embargo, aclaró que los diputados nacionales de Cambiemos, Martín Grande y Miguel Nanni, no solo evitaron recibir a las víctimas del desaguisado, sino que también “trabajan en contra” de los reclamos que vienen llevando adelante los mismos.