La cartera Desarrollo Social es la encargada de llevar adelante la medida. No se podrá extraer dinero en efectivo ni comprar bebidas alcohólicas.

El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, brindó detalles acerca de la Tarjeta Alimentaria, el programa que forma parte del Plan contra el Hambre que impulsó el presidente Alberto Fernández. La decisión de Nación se da a raíz de los altos índices de pobreza, en torno al 40%, y la no cobertura a las necesidades básicas en niños y niñas.

El lanzamiento llegará en los próximos días y será en Concordia, Entre Ríos, para luego continuar por las localidades con mayor índice de pobreza. De allí que se estima que Salta será una de las siguientes.

Las tarjetas tendrán un monto entre 4 mil y 6 mil pesos, destinados a la compra de alimentos (no incluye bebidas alcohólicas). Además, según explicó Arroyo, la medida no suplanta ni es excluyente de otros beneficios como la Asignación Universal por Hijo.

El Gobierno señaló que los padrones sobre las familias en situación más crítica ya están hechos. Comenzará a funcionar en los próximos días, primero en los barrios donde están los mil comedores del país con mayores demandas.

“La recibirán madres y padres con hijos e hijas de hasta 6 años que reciben la AUH. También para embarazadas a partir de los tres meses que reciben AUH y personas con discapacidad que reciben AUH”, señaló Arroyo en Twitter.

Por su parte, el funcionario dijo que la implementación será automática según los datos que tiene ANSES; es decir, no habrá que realizar trámites previos. La entregarán los bancos que determine cada provincia y no se podrá extraer dinero en efectivo.