Ante la crisis económica que golpea al país, el gobernador Urtubey anunció en La Caldera destinar recursos provinciales para asistir a la primera infancia y a los sectores vulnerables.

Al dinero que invertirá la provincia se le sumarán medidas complementarias que buscan cubrir los incumplimientos de Nación en materia sanitaria, también un incentivo fiscal para empresas que produzcan alimentos de la canasta básica y un régimen especial de medidas de alivio fiscal.

“Frente a esta crisis no hay tiempo de ver quién tiene la culpa; debemos hacernos cargo y estar del lado de quienes más sufren”, señaló Urtubey al presentar las medidas adoptadas frente al incumplimiento por parte del Gobierno nacional de algunas de sus obligaciones con la Provincia. “A partir del próximo fin de semana y hasta fin de año, abriremos 139 escuelas todos los fines de semana y los 112 Centros de Primera Infancia para que los niños de Salta puedan comer los sábados y domingos en esos lugares. Duplicaremos también las partidas para comedores, Nutrivida, Merenderos, Clubes y Hogares de ancianos e implementaremos los módulos alimentarios para 14.000 familias de pueblos originarios a lo largo y ancho de toda la provincia”, anunció.

El gobernador convocó a los distintos sectores que están trabajando y colaborando en la asistencia alimentaria, para que se comuniquen con el Gobierno y así recibir la asistencia necesaria. También invitó a quienes lo requieran a conocer cuáles son los Centros de Primera Infancia y las escuelas más cercanas para que los chicos “puedan alimentarse como corresponde y que puedan tener algo que es un derecho inalienable”.

En el Plan Alimentario Salteño (PAS) dispone extender la provisión de alimentos para comedores escolares a sábados y domingos en 139 escuelas, conteniendo a 50.000 alumnos. Igual medida se tomará con los 112 Centros de Primera Infancia, a los que asisten 8.000 niños. Se reforzará a los cuerpos infantiles de la Policía de la Provincia, donde se provee alimentos a más de 10.000 niños.

Para los comedores infantiles se duplicará la partida destinada al programa para atender a 3.580 niños, como así también para el programa NUTRIVIDA, que llegará a la cobertura de 13.000 menores. También se brindará cobertura a 400 merenderos.

Se destinarán módulos alimentarios para 14.000 familias de pueblos originarios, otros 70.000 módulos para sectores de mayor vulnerabilidad y 18.000 más para reforzar la atención alimentaria para clubes y hogares de abuelos.

En el área de Salud, el Gobierno provincial dispuso cubrir la falta de entrega regular de medicamentos oncológicos y básicos por parte del Gobierno Nacional, garantizando su total provisión y se reforzará la asistencia permanente en localidades vulnerables.

Para el sector de la Producción, se establecerá un Bono Fiscal para las empresas que participen del Plan Alimentario Salteño. Se implementará un régimen especial y transitorio de medidas de Alivio Fiscal para facilitar el cumplimiento de las obligaciones tributarias, atemperando la situación financiera adversa de los contribuyentes.

Acompañaron al Gobernador, el jefe de Gabinete, Baltasar Saravia; los ministros de Salud, Roque Mascarello; de Primera Infancia, Carlos Abeleira; de Asuntos Indígenas y Desarrollo Comunitario, Edith Cruz; de Seguridad, Carlos Oliver; de Educación, Analía Berruezo y de Gobierno, Derechos Humanos y Justicia, Marcelo López Arias y el secretario de Ingresos Públicos, Diego Dorigato. También participaron del acto el diputado nacional, Pablo Kosiner y la senadora del departamento La Caldera, Silvina Abilés.