Piden juicio para quien violó a una cuñada y abusó de otras tres mujeres

El sujeto tiene 32 años. En un caso aprovecho que su víctima había bebido, en otros protagonizaba tocamientos en la vía pública. Está acusado de los delitos de abuso sexual con acceso carnal y abuso sexual simple en perjuicio de otras tres víctimas.

El pedido de la elevación a juicio lo realizó el fiscal penal 2 de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual, Rodrigo González Miralpeix. “Del requerimiento, surgió que durante una madrugada de enero del corriente año, el acusado aprovechó que su cuñada dormía tras haber ingerido bebidas alcohólicas durante una reunión familiar y la accedió carnalmente contra su voluntad, a pesar de que la víctima intentara correrlo, sin contar con la fuerza para hacerlo”, preciso el sitio de los Fiscales Penales de Salta. El hecho fue corroborado por la damnificada y la situación también fue advertida por la pareja del imputado y hermana de la víctima.

A su vez, otra cuñada del acusado, denunció que luego de que regresaran al domicilio tras una salida nocturna, se quedó dormida en una silla y despertó luego por los insultos y gritos del acusado durante una discusión, quien luego se le acercó y le acarició una de sus piernas, desde la cadera hasta la altura de sus genitales, por lo que ella se asustó, lo corrió y salió del lugar. En esta oportunidad, el acusado atentó contra la libertad e integridad sexual de la víctima.

Otra de las denuncias fue realizada por una vecina del imputado y también ocurrió a fines de enero del corriente año. La mujer relato que ese día se encontraba a bordo de una moto por llevar a su hija al hospital y el sujeto se le acercó para pedirle un chuchillo. Luego de que la mujer le dijera que no tenía, el acusado la sometió a tocamientos por debajo de la remera que le provocaron un fuerte dolor, por lo que ella le pegó un codazo en el estómago para defenderse y luego arrancó la moto y se retiró del lugar.

Por último y con respecto a la denuncia realizada por la última víctima, se tiene que en noviembre de 2018, en una oportunidad en la que ésta se dirigía al domicilio de su madre, vecina del imputado, éste le tocó la cola por encima de sus prendas, por lo que también atentó contra la libertad e integridad sexual de la víctima.