«Permite enseñar cómo no debe actuar un fiscal y un juez» | Juez de Corte santafesino sobre el juicio a CFK

Daniel Erbetta también es docente universitario. En una entrevista precisó las «desprolijidades, faltas e incumplimiento del Derecho». Pidió que el tribunal «corrija», porque de otro modo el proceso no tendrá «ningún tipo de validez».

La vicepresidenta Cristina Fernández compartió hoy en sus redes sociales una entrevista al ministro de la Corte Suprema de Santa Fe, Daniel Erbetta, quien también se desempeña como profesor titular de Derecho Penal en la Universidad Nacional de Rosario (UNR), donde además dirige el departamento de Derecho Penal y Criminología y carreras de Posgrado.

La respuesta de Erbetta fue contundente al ser consultado por el juicio a Cristina Kirchner en la causa Vialidad: «Si tiene algún valor es el valor pedagógico, porque es un proceso que nos permitiría a nosotros enseñarle a los alumnos cómo no debe ser un debido proceso penal, cómo no debe actuar un fiscal y cómo no debe actuar un juez». Afirmó que si un alumno suyo planteara situaciones como las que se han visto en el tribunal que juzga a la vicepresidanta lo desaprobaría y le aconsejaría que estudie otra carrera.

Para Erbetta existen cinco puntos que «descalifican la actuación del fiscal Diego Luciani y la permisividad del tribunal al dejar que sucedan: el principio de inocencia, la admisibilidad de la prueba, la imparcialidad del juzgador, la cuestión de la oralidad y los derechos del imputado», enumeró.

Sobre este último punto, Erbetta, clamó: «¡Negarle al imputado la posibilidad de declarar!». Y acto seguido afirmó: «Si yo someto a estas cinco preguntas que no implican comprometer mi opinión con el fondo del asunto, sino que implican un examen de Derecho Procesal Penal, le aseguro que ese alumno obviamente va a tener que estudiar mucho para volver a rendir la materia».

No obstante, el jurista se esperanzó en que el Tribunal Oral Federal «corrija esto en la sentencia, porque pueden esforzarse tanto como para que el juicio sea fulminado de nulidad». «Este proceso no puede sostener ningún tipo de validez, por lo tanto, el valor pedagógico del juicio de Vialidad es muy grande, porque por vía negativa nos permitiría explicarles a los alumnos el problema del debido proceso», finalizó.