El hecho tuvo lugar en un barrio de Tartagal. El operativo estuvo a cargo de la División Motoristas de Emergencias 911.

El escenario: barrio Mataderos. El sospechoso: un joven de 21 años. Los policías involucrados: motoristas del 911. El saldo de la requisa: 40 gramos de marihuana.

Esos son todos los datos que brinda Prensa de la Policía de Salta, que nuevamente nos informa de hechos casi intrascendentes como su fueran un golpe tremendo al narcotráfico.

Esta vez, y como tantas otras, la portación de rostro y la sospecha fueron los motivos que llevaron a los uniformados a requisar a este muchacho que circulaba libremente por la vía pública.

“El joven ante la presencia policial mostró nerviosismo, lo que llamó la atención de los uniformados”, asegura la crónica azul. Tras realizar la requisa y el narcotest, determinaron que lo que este muchacho llevaba en una bolsa eran “160 dosis de marihuana”.

Tanto el pedazo como el infractor quedaron a disposición del Juzgado de Garantías N°. 2 de Tartagal.

La sustancia vegetal disecada e incautada (Foto: Prensa Policía de Salta)