José Alperovich

Se cumplen 15 años del asesinato de la estudiante universitaria. Condenaron a exjefes de la policía y a quien fuera ministrio de Seguridad en Tucumán.

Las sentencias confirmadas hoy habían sido dictadas en el marco del juicio oral y publico que comenzó en 2018 y concluyó en 2019. El mismo obedecía al asesinato de Paulina y su posterior encubrimiento. En ese debate fue absuelto Roberto Luis Gómez, quien había llegado acusado de ser “partícipe secundario de la privación ilegítima de la libertad seguida de muerte” de la estudiante asesinada en 2006.

Municipalidad de Salta

El fallo -que lleva las firmas de los ministros de la Corte Suprema de Justicia de Tucumán (CSJT) Claudia Sbdar; Stela Maris Arce y Wendy Kassar- dejó firme las condenas del exsecretario de Seguridad Eduardo Di Lella (6 años de prisión), el exjefe de Policía Hugo Sánchez (6 años de prisión), el exsubjefe de Policía Nicolás Barrera (5 años y 6 meses de prisión), el exsubjefe de la Regional Norte Rubén Brito (5 años de prisión) y el expolicía Waldino Rodríguez (3 años de prisión condicional).

La misma resolución judicial ordena investigar como posibles autores del crimen de Paulina al hijo de un exsecretario de José Alperovich, a la pareja de la víctima y a un hermano de Roberto Luis Gómez. El máximo tribunal también dispuso que se investigue a Alperovich, que entonces era gobernador de Tucumán y al actual subsecretario de Seguridad José Ardiles por haber aceptado en el año 2010 el ascenso de excomisario Enrique García, cuando ya estaba imputado por irregularidades en el caso Lebbos. En el primer juicio realizado por el caso en 2014, García fue condenado a 5 años de prisión por el encubrimiento del crimen de Paulina, al determinarse que fraguó actas de la declaración de un testigo y del hallazgo del cadáver.

En tanto, el próximo viernes, al cumplirse 15 años del asesinato de la joven, vence el plazo para que la justicia tucumana resuelva si imputa o no a Kaleñuk, a Soto y a Esteban Gómez, ya que cumplido ese tiempo la causa por el homicidio prescribirá.

“Hubo una gran injerencia del poder político, judicial y legislativo para que no se llegue a la verdad y para proteger a los asesinos y encubridores del crimen de Paulina. Esto no afecta la causa de mi hija sino a cientos de causas en Tucumán”, señaló a Télam Alberto Lebbos, padre de la estudiante universitaria asesinada el 26 de febrero de 2006 y cuyo cuerpo fue hallado el 11 de marzo de ese mismo año.