Denuncias por compra de votos, fallas en los simuladores y hasta una precandidata a la gobernación que tuvo problemas por llevar un pañuelo verde.

Las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias que en Salta definirán a los candidatos a gobernadores, legisladores e intendentes, tuvieron en las urnas más de un suceso extraño durante la jornada. Recopilamos algunos de los registrados por diversos medios locales.

Temprano, a primera hora y cuando debían abrir las escuelas, el precandidato a gobernador Alfredo Olmedo alzó su queja en las redes sociales y por diversos medios. Eran las 8.20 y la escuela Armada Argentina, donde debía emitir su voto, seguía cerrada. El sojero, ofuscado, aseguró  que “debe volver el orden a Salta”. Luego votó, un poco tarde, pero lo hizo.

Otra de las noticias en la mañana fue la denuncia que realizaron en medios como FM PROfesional, donde detallaron que en Barrio San Silvestre la vieja práctica de bolsos por votos fue puesta nuevamente en práctica: “Yo vengo de la otra cuadra de allá, también están ofertando bolsones, a la vuelta, en todos lados están dando bolsones, lo que yo veo en los bolsones no tiene leche, trae azúcar, fideo. Hay que agarrar todo lo que sea gratis, es la única oportunidad de agarrar algo gratis”, le comentó una vecina al movilero Ángel Mansilla.

Los problemas tecnológicos fueron también parte de la jornada electoral. Aries detalló en horas de la mañana que en diferentes escuelas capitalinas no contaban, en las máquinas para práctica, con el logo de una de las fuerzas identificable con un poncho. Apagaron las máquinas, por orden del Tribunal Electoral, y procedieron a usar celulares para explicar a la gente cómo debían votar. Luego cambiaron el software de las máquinas y todo continuó.

También tuvo problemas la precandidata a gobernadora de MST, Andrea Villegas, quien fue increpada por llevar un pañuelo verde atado en la muñeca a la hora de emitir el voto. La precandidata narró en las redes sociales: “Intentaron prohibirme el derecho a votar por portar el pañuelo verde (…) Les molestó a los antiderechos del PJ que esté presente en una escuela católica subvencionada por el estado”. Al final, Villegas sí pudo votar.