Comtur en Salta.

Alejandro Flores es parte de COMTUR, una operadora de turismo con casa central en Córdoba y sucursal en Salta. Habló de los muchos inconvenientes del sector y los programas de reconversión que se planifican.

Las rutas sin tráfico, los aeropuertos sin actividad o los hoteles sin turistas fueron algunas de las imágenes que Flores mencionó para pincelar la situación que vive el sector turístico en la provincia de Salta. Al compartírsele la opinión de quienes aseguran que el turismo pasó “de cien a cero”, Flores no dudó en resaltar que “es así”.

“Nosotros estábamos trabajando en una galería céntrica y al decretarse la cuarentena la galería debió cerrar y con ello nosotros también cerramos las puertas. Eso supuso cero ventas porque ventas online no teníamos y al no ingresar la gente a la galería la venta fue cero”, relató.

Si eso ya supone un problema para el presente y el futuro, se le consultó qué problemas acarrean desde el pasado cercano. La devolución del dinero de viajes concretados fue la respuesta. “Los paquetes ya vendidos se cancelaron y se devolvió el dinero a todos los pasajeros que habían confiado en nuestra firma”, remarcó Flores quien resaltó que la empresa sí fue objeto de los programas de nación que subsidió parte de los salarios y una baja en las contribuciones patronales.

A la hora de mirar el futuro, la perspectiva del entrevistado fue sombría: habló de la reconversión de la actividad a partir de las ventas online, la certeza de que el turismo internacional es algo que no se reactivará en varios meses y puso todas las fichas en la posibilidad de que el turismo interno pueda ayudar a reactivar la actividad.