miércoles 22 de mayo de 2024
10.3 C
Salta

Pasa en Jujuy, podría pasar en Salta | Otro negocio millonario: mineras y subfacturación de exportaciones

Cruzando datos del INDEC y de los reportes financieros de las mineras, Gastón Remy –economista, docente y edil del FIT– advierte sobre maniobras por las que Livent ya multada. Esta firma y Sales de Jujuy operan litio en esa provincia.

En el informe titulado “Mineras de litio, un probable caso de nueva subfacturación” el referente del PTS – FITU de San Salvador de Jujuy se sumerge en maniobras por las que la minera Livent ya fue denunciada en 2022: subfacturación a la hora de informar al Estado la cantidad de recurso exportado y el dinero facturado por las mismas. Enmarcado el objeto de interés del legislador, reproducimos a continuación el texto.

La información que recibe el Indec proviene de la Afip (Aduana). Aunque no se publican las cantidades exportadas de litio, podemos obtener un dato aproximado a partir de los reportes financieros que realizan las mineras. Sales de Jujuy informó que sus exportaciones en cantidad fueron de 13.449 toneladas en 2022 (Reporte Diciembre 2022). En el caso de Livent estima una producción anual de 20.000 toneladas. Así, en total, las ventas ascenderían a 33.449 toneladas.

De esta forma, considerando el valor exportado (Indec), el precio promedio de venta de la tonelada de litio debería ser de U$S 20.807.

Sin embargo, hay una significativa inconsistencia entre el precio por tonelada –que surge de las exportaciones informadas por el Indec-, respecto a los resultados publicados en el balance de Sales de Jujuy y de lo que se puede inferir respecto de Livent (las dos mineras de litio en operaciones).

En el caso de Sales de Jujuy en sus reportes (balances) trimestrales a lo largo de 2022 informa un precio promedio de U$S 38.823 (por tonelada). El mismo se encuentra muy por encima del precio promedio que surge de las exportaciones informadas por el Indec, recordemos U$S 20.807 (por tonelada).

Pero también ocurre otra cuestión poco clara. Este precio promedio se encuentra por debajo del precio fijo de referencia (U$S 53.000) establecido por la aduana a partir de junio del año pasado (resolución 5197/2022). Más en detalle sucede lo mismo con los precios promedio del tercer y cuarto trimestre informado por la empresa, siendo que los mismos se corresponden al período donde ya estaba vigente la resolución de la Aduana.

En el Cuadro 1 se puede observar la diferencia del valor de ventas si se hubiesen facturado las exportaciones al precio de referencia fijado por la Aduana a partir de junio del año pasado. La diferencia es de U$S 500 millones, o sea, el 71% de las exportaciones que registró el Indec.

Volviendo a la cuestión de los precios de venta, en el caso de Livent, a diferencia de Sales de Jujuy, no informa niveles exactos de producción ni precios de venta. Aunque podemos hacer un cálculo indirecto considerando que las ventas (exportaciones) de Sales de Jujuy fueron por un total de U$S 523 millones (y con exportaciones totales de U$S 696 millones), podríamos decir que Livent exportó por U$S 173 millones. Ahora, en el caso de Livent, si la producción anual –tal como sostiene la empresa- es de 20.000 (tn), el precio sería de U$S 8.650 (por toneladas). Este último precio estaría muy por detrás del precio promedio que surge del Indec, y ni hablar, del precio de referencia fijado por la Aduana. (Cuadro 2).

Recordemos que en 2022 Livent fue multada por U$S 8 millones tras una investigación de la Aduana iniciada por la Agencia Recaudadora de Catamarca. Se trató de un caso de subfacturación de las exportaciones. La empresa hizo su descargo argumentando que el litio aún no es un commodity, o sea, que no hay un precio único de referencia mundial -como sí lo tiene el petróleo o la soja- y que está sujeto a cambios permanentes.

Esta realidad, en gran medida, está construida a partir de la presencia de los mismos actores que ocupan los “dos lados del mostrador”. Extraen el mineral y lo exportan a sus propias filiales donde continúan procesándolo. Por ejemplo, Sales de Jujuy informa en su balance la producción que se destina a su planta ubicada en Naraha (Japón). Y también contribuyen a este tipo de operaciones fraudulentas los propios Estados (nacional y provinciales). El precio de referencia de U$S 53.000 la tonelada de litio se fijó cuando la Subsecretaría de Desarrollo Minero de Nación informaba era de U$S 65.574.

Conclusiones

El contraste entre los datos oficiales del Indec y los que arrojan las propias empresas mineras debería ser un motivo para que se ejerza –de mínima- una investigación a fondo. Sobre todo, si existen antecedentes en esta rama. Avanzar en un control y seguimiento para evitar estos fraudes implicaría cruzar la información de la contabilidad y las declaraciones juradas de las mineras ante la AFIP con la producción efectiva y los precios de referencia internacionales del mineral que el propio Estado nacional proporciona en sus informes mineros.

Ante todo, se desprende la necesidad de acceder públicamente a los balances contables. Una investigación de esta clase requiere de la intervención de los propios trabajadores y profesionales en común acuerdo con las comunidades originarias quienes son los interesados directos en frenar todo tipo de saqueo de los bienes comunes naturales, como el litio. 

Archivos

Otras noticias