Paradigma de la impunidad | Laura Postiglione sobre el caso de un comunicador salteño que irá a juicio por misógino y violento

Maria Laura Postiglione

La columnista del programa radial Cuarto Oscuro (FM La Cuerda 104.5), se detuvo esta semana a analizar el caso del dueño de un medio de comunicación en Rosario de Lerma que será llevado a juicio por insultar a una mujer y luego burlarse de la justicia.

En la columna de esta semana, Postiglione habló del caso de Normando «Tito» Cruz, el dueño de un canal de TV y una emisora radial en Rosario de Lerma que será llevado a juicio por un fiscal a raíz de una serie de declaraciones injuriantes que el comunicador hizo en referencia a una mujer y su familia. El fiscal penal de Rosario de Lerma, Federico Jovanovics, imputó a Cruz por «violencia de género conforme a lo previsto en la ley nacional N° 26.485 y la provincial N° 7.888».

Lo que llama la atención en este caso, según explicó la columnista, es que «a pesar de haber sido notificado por la justicia para que se abstuviera de ejercer estos hechos de violencia, lo siguió haciendo y encima se burlaba de esa notificación. Entonces es muy importante esta actitud del fiscal que tomó cartas en el asunto».

Más adelante, Postiglione aclaró que hay en este caso al menos dos hechos a tener en cuenta. Primero que «no se le suele dar importancia a estos hechos [por los agravios de Cruz hacia la mujer] que constituyen una violencia verbal o simbólica y mediática». Además explicitó que Cruz, al burlarse incluso de las medidas judiciales, reforzaba el «paradigma de la impunidad». En ese sentido celebró que la misma justicia accionara para llegar a juicio.

«Por actitudes así es que la sociedad cree que las medidas de protección a las víctimas de violencia de género, entre las que se hallan la prohibición de acercamiento y otras medidas que se dictan, muchas veces no se les da importancia o no se cumplen», apuntó la columnista.

Luego señaló: «Acá no es importante solamente el hecho de perseguir penalmente a esta persona, sino también el mensaje que se da a la sociedad de que si no se cumplen las medidas judiciales, dictaminadas por ejemplo en los casos de violencia de género, vas a tener una sanción penal».