Tucumán y Santiago del Estero serán visitadas por el presidente de la nación esta semana, pero seguirá con las recorridas después de anunciar una ampliación por 15 días del aislamiento obligatorio.

Alberto Fernández ya tiene decidido extender la cuarentena. La situación de Córdoba, Buenos Aires, Chaco y la CABA – donde los casos se incrementan – resultaron claves para tomar esa decisión de extender por 15 días más la cuarentena, aunque se darán más opciones de apertura gradual de comercios, industrias y un esquema muy regulado del transporte público de pasajeros.

Como lo hizo en las otras oportunidades desde que el 20 de marzo, esta vez volverá a mantener una ronda previa al anuncio con los epidemiólogos y los gobernadores. A ello le sumará un recorrido por el interior del país con el objetivo de sumar sustento a su estrategia frente al COVID-19 y testear en persona el clima que hay en el interior sobre la pandemia y las medidas aplicadas para combatirla.

“Así, Alberto Fernández viajará mañana a Santiago del Estero y también tiene previsto ir a Tucumán esta semana en lo que significarán sus primeras salidas al interior del país desde que se estableció la cuarentena obligatoria para prevenir el COVID-19 hace más de 60 días”, anuncia Infobae en su edición de hoy.

“La idea es salir del AMBA, sin descuidarlo. Pero la Argentina es más grande y diversa por lo que hay que federalizarse”, explicó a Infobae un allegado al jefe de Estado al detallar la nueva estrategia oficial del Presidente. En verdad, lo que busca también Alberto Fernández con estas salidas a las provincias es tomar distancia de la puja entre el gobernador bonaerense Axiel Kicillof y el jefe del gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, por el incremento de casos de coronavirus y las flexibilizaciones a la cuarentena que se aplicaron en la CABA.

El encuentro del Presidente con otros gobernadores también servirá de testeo personal en las provincias sobre la aceptación de una extensión de la cuarentena. Por otra parte, Alberto Fernández sabe que en el interior ha crecido su imagen por el manejo que tuvo hasta ahora de la crisis del COVID-19. Los sondeos de opinión que llegan al despacho presidencial mostraron en las últimas semanas que más del 80% de la gente está de acuerdo con la extensión de la cuarentena. Y entre el 75 y 78% de los encuestados cree que la evaluación de la gestión del gobierno es muy buena, buena o ni tan buena ni mala. En detalle, la valoración positiva que hay de Alberto Fernández en estos momentos ronda en un promedio del 60 al 70% en las encuestas.